Animales rescatados de una granja de carne de perro en Corea del Sur tienen una segunda oportunidad

En Wonju, Corea del Sur se encuentra una granja de carne de perro donde los animales están encerrados en jaulas de acero toda su vida. Gracias a la Humane Society International, estos perros se salvaron de un terrible destino.

Perros rescatado de una granja de carne de perro

En Wonju, Corea del Sur se encuentra una granja de carne de perro donde los animales están encerrados en jaulas de acero toda su vida, son alimentados con comida desechada que el Sr. Gong de 55 años de edad recoge de los restaurantes en los pueblos cercanos hasta que estén listos para ser vendidos al matadero, de 200 a 300 perros cada año.

Sin embargo el Sr. Gong también tiene un perro llamado Snow White al que ama y siempre lo sigue a donde quiera que vaya. En referencia a la vida que lleva el Sr. Gong. “Es la clara diferencia entre el cielo y el infierno”.

El hombre recientemente hizo un acuerdo con la Humane Society International (HSI), un grupo animalista que ha iniciado una campaña contra las granjas de carne de perro en Corea del Sur.

Se trata de ofrecer incentivos económicos a los dueños de estas granjas, de $2.000 a $60.000 dolares dependiendo de la cantidad de perros que participan, que renuncien a sus animales para que sean adoptados como mascotas de familia en los Estados Unidos y en otros lugares, y pasar a otros medios de ganarse la vida, como el cultivo de pimienta o arándanos.

Perros de una granja de carne

HSI ha cerrado varias granjas de carne de perro

En la granja del Sr. Gong, los perros en las jaulas caminan en una cacofonía ensordecedora. Huskies, rottweilers, labradores y otras razas son los más comunes. Perros de pelea Jubilados, algunos de ellos con sus hocicos destrozados. Debajo de las jaulas las heces se acumulan, creando un olor insoportable.

El Sr. Gong accedió a liberar a los 260 perros sólo unas semanas antes de que muchos de ellos estuvieran programados para morir.

Desde el año pasado, el grupo dice que ha cerrado cinco granjas.

Perros rescatados en Corea del Sur

Grupos animalistas estiman que 30 millones de perros, en su mayoría robados o asilvestrados, mueren cada año por su carne en Asia, en países como China y Vietnam.

Corea del Sur se ha industrializado en el comercio de carne de perro. Cada año, más de 17.000 granjas de perros elevan su número a más de 1.000 animales cada uno, para un suministro total de 2 millones de perros para satisfacer el apetito de siglos de antigüedad del país, según datos del gobierno.

Los comerciantes se acercan a este tipo de granjas en la época del verano y transportan a los pobres animales en jaulas donde no pueden moverse y luego los llevan al matadero donde son electrocutados hasta la muerte.

Te puede interesar: Mujer salva a 100 perros de ser comidos en festival en China

Desde el matadero, los distribuidores de carne al por mayor suministran los cadáveres a los restaurantes clandestinos de carne de perro. Los coreanos llaman al plato de carne de perro “bosintang” o “buena sopa para su cuerpo”. Se hizo popular cuando la nación estaba en la miseria y la carne era escasa. Los coreanos son muy orgullosos de su historia culinaria.

Pero a medida en que en Corea del Sur se han convertido más personas en más ricos, sus gustos y actitudes hacia los animales han cambiado. La tenencia de mascotas se ha convertido en algo común, y los programas de televisión en la cría de animales de compañía, de rescate de perros maltratados son populares. En las elecciones parlamentarias de abril, un pequeño partido defendió los derechos de los animales.

Cada vez más los sur coreanos, especialmente la generación más joven, encuentran la idea de comer carne de perro algo atroz.

“El abuelo acaricia a mi caniche en su regazo y le dice: “Esto es sólo el tamaño adecuado para un plato de bosintang”, dijo Kim Yoo-na, de 14 años. “Él está bromeando, pero cada vez que dice eso, le arrebato a mi perro”.

Animales rescatados de una granja de carne de perro en Corea del Sur

Los grupos de derechos de los animales esperan que la campaña para liberar a más perros aumente la conciencia pública sobre el sufrimiento de los animales antes de los Juegos Olímpicos de invierno en Corea del Sur en 2018, cuando el país va a ser más sensibles a su imagen internacional.

“Existe un desconocimiento generalizado del público acerca de los perros criados para la carne, el mito de que estos perros son algo diferente de ‘perros normales’ ha fomentado una indiferencia de la sociedad para su sufrimiento”, dijo Wendy Higgins, portavoz de la Humane Society International.

Perros rescatado de una granja de carne de perro

Sr. Gong dijo que se había trasladado a este valle al sureste de Seúl para criar animales para fines especiales, como los perros guía para ciegos, después de que su café en Seúl quebró en la década de 1990, pero el exceso de oferta y la caída de los precios para los perros especiales lo “obligaron” a vender los animales para la carne. 

Animales fueron rescatados de una granja de carne de perro

Perro rescatado de granja de carne de perro

Hace poco el Sr. Gong liberó a 17 de sus perros, el último lote trasladado a los Estados Unidos bajo el acuerdo con el grupo de protección animal. Dijo que “se sentía mejor” cuando vio las fotos de los perros que viven feliz como mascotas de familia en el extranjero. 

Tomado de: New York Times 

Visita también: 

Fotos: Este perro callejero se convierte en perro de vigilancia luego de ganarse el corazón de los policías

Fotos: Vaca oculta a su bebé recién nacido para evitar que se lo quiten como en el pasado 

Importante: Uso de collar y cascabel en gatos