Sacrificaron cerca de 700 koalas en Australia

Sacrificaron cerca de 700 koalas en Australia

Mediante inyecciones letales sacrificaron cerca de 700 koalas en Australia por “problemas de sobrepoblación”, en una región donde los marsupiales estaban condenados a morir de hambre. Los animales fueron sacrificados en secreto por las autoridades cerca de Great Ocean Road, en Victoria (Australia).

Los funcionarios del estado de Victoria afirman que los koalas fueron capturados y sedados antes de ser sacrificados en forma secreta entre los años 2013 y 2014 en  Cabo Otway a unos 230 kilómetros al suroeste de la ciudad de Melbourne, según informó la ministra de Medio Ambiente del estado de Victoria, Lisa Neville.

Sacrificaron cerca de 700 koalas en Australia

The Australian revela que la matanza de 686 koalas se llevó a cabo por medio de tres operaciones de eutanasia en forma secreta para evitar las críticas o reacciones violentas de los grupos ecologistas y de la propia sociedad australiana.

A falta de hojas de eucalipto, su dieta preferida, los koalas se veían obligados a comer la corteza de los árboles, lo que no los nutría de forma suficiente, el 90% de su hidratación proviene de las hojas de eucalipto. “Los koalas estaban sufriendo en Cabo Otway, ya no gozaban de buena salud y padecían de hambre”, ha dicho Lisa Neville, que en el momento de los hechos no era ministra. Además prometió que no habrá más campañas de sacrificio y anunció la puesta en marcha de una campaña para protegerlos con el asesoramiento de expertos. “No quiero ver a los koalas sufrir”, explica ella en el diario The Age.

A pesar de la medida para controlar el número de los marsupiales en esa zona del sur australiano, el problema de la superpoblación se mantiene, lo que obliga a las autoridades de dicho estado a buscar otras estrategias de conservación.

En esa zona habitan hasta 8.000 koalas, lo que supone unos 11 ejemplares por cada hectárea. Relación que supera por mucho lo normal, que es de un koala por hectárea, tal y como sucede en el resto del país. En la costa este el koala es considerado una especie amenazada debido a la pérdida de su hábitat, a las enfermedades, cambio climático, ataques de los perros y a los incendios forestales. Pero uno de los principales factores de mortalidad es la clamidia (bacteria), una enfermedad transmitida sexualmente que causa lesiones en los genitales (causa esterilidad) y los ojos y que muchas veces acaba con su vida.

Desley Whisson, zoólogo y especialista de los koalas argumentó que la población de esa zona creció demasiado desde la entrada de koalas desplazados de French Island, una isla del estado de Victoria transformada en santuario en el siglo XX con el fin de protegerlos de los cazadores. La escasez de animales predadores en la isla, como el águila audaz, ayudó a la reproducción en los años ochenta, lo que ha provocado una situación crítica y esto llevó a trasladar a muchos koalas a Cabo Otway.

Los koalas sobrellevaban una larga agonía y sus cadáveres cubrían la costa, dijo Frank Fotinas, gerente de un camping de la zona. “Los koalas que morían de hambre eran más numerosos que los sometidos a eutanasia. Se olía la muerte”, relató Fotinas.

Sin duda alguna es un hecho lamentable que hayan ocurrido tantas muertes de estos hermosos seres y que cada vez más la humanidad se multiplique quitándole lugar a los animales, devastando bosques y construyendo ciudades.

Es hora de educar sobre la protección animal esperando que cada vez más personas despierten su sensibilidad para lograr mayor cooperación por el bienestar animal.

Más información: EL PAÍS

Visita también: 

Tucán maltratado recibirá una prótesis en 3D de su pico 

Condenados a morir en el peor zoológico del mundo 

Animales con peluches idénticos a ellos