Hombre encarcelado injustamente por casi 40 años sale de prisión con el perro que cuidó tras las rejas

Malcolm Alexander pasó décadas en prisión por un crimen que no cometió. Fueron 38 años detrás de las rejas, Pero ahora fue exonerado y se fue a su casa, junto a un perro llamado Innocent.

Después de 38 años es libre y se va a casa con su perro

Malcolm Alexander pasó casi 40 años pagando por un crimen que no cometió. En 1980, cuando tenía 21 años, fue sentenciado a cadena perpetua por violación, sin derecho a libertad condicional. Él dijo que era inocente entonces, y mantuvo su inocencia en todos los años transcurridos desde entonces. Ahora finalmente ha sido exonerado y salió de la cárcel junto al perro que cuidó en prisión.

The Innocence Project, una organización legal sin fines de lucro dedicada a exonerar a personas condenadas injustamente y reformar el sistema de justicia penal desde 1992, se unió a la lucha de Alexander por la libertad en 1996.

Finalmente, el 30 de enero, el hombre que ahora tiene 58 años de edad, fue absuelto del crimen gracias a pruebas de ADN, y salió libre del Louisiana State Penitentiary, una prisión de máxima seguridad también conocida como “Angola”.

Fue encarcelado injustamente por 38 años

Alexander vuelve con su familia

Alexander no salió de la cárcel solo. Un día después de ser liberado, se reunió con la perrita que había cuidado tras las rejas. El nombre de la perrita labradora es Innocent, o Inn para abreviar.

Inn nació el 22 de abril de 2016, recuerda Alexander.

Él dijo a TODAY:

“Escribí la fecha en mi corazón. Puedo recordar su cumpleaños mejor de lo que puedo recordar el mío”.

La madre de Inn era la perrita de un amigo de Alexander. Aunque hay un número cada vez mayor de programas a través de los cuales los reclusos crían y entrenan perros, Inn y su madre no formaban parte de un programa de estos. Eran mascotas y compañeros, que algunos presos pueden quedarse.

Inn y Alexander

Alexander dijo que ella era “la pequeña” de una camada de 10 y que la eligió porque pensó que era la que más necesitaba su amor. Él recuerda haberle dicho a Inn que “un día saldremos de aquí. Solo sé paciente”.

Entre esa promesa y su liberación, Inn vivió en los sitios de trabajo de Alexander: la tienda de metal y la carpintería. Él la alimentó allí y la cuidó.

Alexander dijo:

“Tener un perro es un privilegio. Hace que el mundo sea diferente”.

Alexander libre
Twitter

Es exonerado después de 38 años en prisión y vuelve a casa con un perro

Alexander dijo que estaba enojado cuando fue encarcelado por primera vez, pero ya no lo está. Dijo que su sentimiento más fuerte y más profundo ahora es “disfrutar de la vida que nos queda”.

Él dijo:

“Deja que lo que sucedió se haya ido, y sigamos adelante. Simple. Estoy rodeado de amor”.

Alexander y su perrita Inn

Alexander aprendió habilidades de carpintería y fabricación de joyas en prisión. Ahora está tratando de recaudar los fondos para ayudarlo a abrir un stand en Frenchmen Art Market / Art Garage en Nueva Orleans.

Él dijo que quiere trabajar para ayudarse a sí mismo. Hay una campaña de crowdfunding para ayudarlo a comenzar, para que, pase lo que pase, finalmente pueda construir esta vida para él y para Inn.

Alexander y su familia

Inn nunca ha estado fuera de “Angola”, pero ahora la pareja finalmente puede disfrutar de la vida fuera de los muros de la prisión, juntos. Cuando se les preguntó qué iban a hacer juntos, Alexander dijo que irían al parque.

Él dijo:

“Vamos al parque y vamos a perseguir pájaros, a ella le gusta perseguir pájaros”.

Él y su mejor amiga estaban felices de estar juntos fuera de la prisión.

Alexander añadió:

“Oh, ella es hermosa. Es hermosa. Ella realmente disfruta de su libertad”.

Visita también:

Fotos: El mejor amigo de este perro murió y no quería ver a nadie, hasta que conoció a este hombre

Fotos: Este perro descuidado estaba tan asustado que no dejaba que nadie lo consolara en el refugio