Hiperestesia Felina

Hiperestesia-Felina-notasdemascotas
¿TE GUSTAN LOS ANIMALES?
Sigue a Notas de Mascotas en Facebook

La Hiperestesia Felina, también llamada síndrome del gato nervioso es una enfermedad muy rara que adquieren los gatos. El animal siente que está siendo “atacado” por algo que se ha parado en su lomo o que algo ha penetrado en su piel y trata de eliminarlo con baño excesivo o mordiendo esa área.

Este síndrome es un desorden que afecta el sistema neuromuscular del gato aumentando anormalmente la sensibilidad de la piel. Sabemos que el gato se siente tranquilo cuando se acicala o se limpia, pasa mucho tiempo bañándose (lamiéndose) hasta quedar satisfecho. Pero cuando ya es excesiva esta actividad y más en un área determinada de su cuerpo, podemos decir que algo no está bien. Una de esas causas de este comportamiento obsesivo puede ser el síndrome de hiperestesia felina.

Este padecimiento es un estado donde la piel del lomo de un gato se ondula desde los hombros hasta la cola. Esta ondulación se puede percibir en algunos gatos, pero más difícil de ver en otros. Las áreas que se ven más afectadas son: la pelvis, el rabo y el lomo. Este síndrome afecta a gatos de cualquier raza y edad, lastimosamente aún no se sabe a ciencia cierta las causas que desarrollan este mal y no tiene cura. Este síndrome se caracteriza por mostrar episodios que suelen ser de corta duración, pueden durar segundos y hasta minutos. El gato se comporta normal entre episodios.

Síntomas de la Hiperestesia Felina

  • Agitación, estrés, cambio de comportamiento.
  • Períodos de agresión
  • Empiezan a mover la cola fuertemente de un lado a otro.
  • El gato intenta lamer la cola y puede llegar a mordisquearla.
  • Empieza a corretear su cola como si algo lo estuviera molestando ahí atrás.
  • La piel de su lomo se mueve como en ondas.
  • La mayoría de los gatos afectados empezaran a correr locamente como si algo lo estuviese persiguiendo o como si lo hubieran espantado.
  • Estos gatos presentan espasmos musculares, comezón en la cola y tics.
  • Las pupilas se muestran dilatadas durante los episodios.
  • Hay pérdida de pelo.
  • Tu gato podría expresar sensibilidad cuando le tocas cualquier punto en la espalda o a lo largo de la columna.
  • Puede morderse a sí mismo, atacar su cola, vocalizar, correr y saltar.
  • Puede parecer que el gato esta alucinando (siguiendo el movimiento de cosas que no están presentes).
  • En casos graves los gatos se pueden auto – mutilar.
  • Pueden presentar convulsiones.

Lamentablemente estos gatos sufren a menudo lesiones graves en la piel por intentar agresivamente buscar alivio a la sensación de malestar que experimentan.

Síndrome de hiperestesia Felina

Atención: el vídeo contiene imágenes fuertes.

Causas de la Hiperestesia Felina

Se cree que los gatos hiperactivos y nerviosos tienen mayor riesgo de padecer este síndrome, todos los casos son diferentes y no se sabe que lo desata. Si tu gato está teniendo alguno de esos síntomas es importante descartar otras posibles causas de nerviosismo y comezón (puede deberse a la presencia de pulgas).

En los animales domésticos con alergia severa a las pulgas, la mordedura de estas puede ocasionarle comezón grave a largo plazo e irritación en la piel. Un caso grave de FAD (dermatitis alérgica a la picadura de pulgas) puede producir que tu gato empiece a lamerse y rascar de forma muy agresiva, más a menudo en la base de la cola. Si tu gato tiene piel seca, la comezón que esto causa le puede provocar o agravar un caso de Hiperestesia.

Una posible causa del síndrome se puede deber a convulsiones (si el gato sufre de epilepsia), Los expertos suponen que el síndrome puede ser producido por un problema con la actividad eléctrica en las áreas del cerebro que controlan las emociones, el aseo y el comportamiento depredador. Algunos gatos experimentan convulsiones durante o después de un episodio de Hiperestesia.

También se cree que puede ser una forma de trastorno obsesivo – compulsivo lo cual ocurre también a causa de las convulsiones que hacen que aparezca este comportamiento. Es posible que algunas razas tengan predisposición a este padecimiento a causa del estrés.

Diagnóstico de la Hiperestesia Felina

Un buen diagnóstico de Hiperestesia felina se logra a través de la exclusión de otras enfermedades o situaciones que causan comportamientos y síntomas similares:

  • Enfermedades de la piel (alergias, parásitos, infecciones).
  • Deficiencia nutricional.
  • Hipertiroidismo.
  • Condiciones dolorosas subyacentes de la espalda, columna vertebral, articulaciones o músculos.
  • Dolor asociado con lesiones por mordedura, abscesos, enfermedad del saco anal.
  • Daño de órganos o cáncer.
  • Problemas cerebrales (tumores, infección, traumatismo).
  • Envenenamiento.

Lleva a tu gato al veterinario quién hará un diagnóstico a fondo para saber si tu gato sufre de Hiperestesia Felina o si es una condición diferente de síntomas similares como las anteriormente mencionadas. Mientras más información le lleves al veterinario, más fácil encontrará una solución, sería de mucha utilidad si grabas un vídeo del comportamiento de tu gato cuando creas que tiene un episodio de Hiperestesia para mostrarle como es el comportamiento del felino en su ambiente, además de esto el hará pruebas de sangre, examen físico, y podría remitirlo a un especialista en neurología o dermatología para descartar otro tipo de afección y así dar un diagnóstico confiable.

Tratamiento de la Hiperestesia Felina

Una vez que el veterinario certifique que el animal sufre de Hiperestesia Felina, te dará una serie de recomendaciones para evitar complicaciones. El médico recetará medicamentos para que tu gato calme un poco la ansiedad y podrá aconsejar que se eviten situaciones de estrés para el gato.

Es recomendable:

  • Una alimentación balanceada: consulta con el veterinario de tu mascota.
  • Mantener la rutina diaria: aliméntalo en el mismo horario.
  • Compañía de otros gatos tranquilos: adopta un gato adulto a quién el gato enfermo pueda seguir y despreocuparse de su padecimiento.
  • Lugar tranquilo para descansar, esconderse y escalar.
  • Estimulación sensorial adecuada.
  • Lugares de caja de arena: mantenla limpia, los gatos son muy limpios y minuciosos.
  • Rutina de juegos: hasta 4 sesiones cortas al día, busca diferentes juguetes para entretener y ejercitar a tu gato, arrójale un juguete cuando veas que va a empezar un episodio o dale un bocadillo.
  • Sitio cerca a la ventana donde pueda observar hacia afuera.

No olvides acudir al veterinario si tu mascota se muestra con alguno de los síntomas de Hiperestesia Felina, la enfermedad no tiene cura pero no es mortal, si tienes en cuenta los consejos dados y recomendaciones de tu médico de confianza tu gato podrá vivir tranquilo.

Visita también: 

Toxoplasmosis, causas, sintomas y recomendaciones 

Tos de las perreras, gripe del perro o Traqueobronquitis infecciosa canina 

Hombre recibe su merecido al intentar agredir a un perro indefenso

37 Shares

3 Comentarios

Comments are closed.