Este pequeño gato cuida de un perro epiléptico, él es su ángel guardián

Jinx se hizo muy protector y atento justo antes de las convulsiones de Toby. El gato es un alivio para el perro, él es su ángel guardián. Desde el momento en que se conocieron fueron unidos, y esa unión es la que mantiene a salvo a Toby.

Gato cuida de perro epiléptico

Un pequeño gato de 4 meses de edad se convirtió en un ángel de la guarda para su amigo, un perro epiléptico. Un año más tarde, él todavía cuida de su compañero todos los días. Toby el perro tenía cinco años cuando comenzó a tener convulsiones y fue diagnosticado con epilepsia.

Fue en enero de 2015, cuando la familia recibió su diagnóstico. En ese momento, adoptaron a un pequeño gatito gris al que llamaron Jinx.

Emma dijo:

“Los dos se acaban de unir. Jinx le da fuerza y lo cuida todo el tiempo”.

Jinx
Jinx, un gatito que cuida de perro epiléptico

Gato y perro

Este pequeño gato cuida de un perro epiléptico

Jinx tenía 11 semanas de edad cuando llegó a su hogar para siempre. Unas semanas más tarde él y Toby se unieron, y fue amor a primera vista.

“Jinx se unió a Toby cuando era muy pequeño, yo diría que alrededor de 16 semanas de edad, ellos juegan juntos y duermen juntos también”.

Gato cuida de perro

Pronto se dieron cuenta de que algo extraordinario había entre los dos compañeros. Jinx se hizo muy protector y atento justo antes de las convulsiones de Toby. 

Gato consuela a perro
Jinx consolando a Toby después de una convulsión

“Es un gran consuelo para Toby que sufre de epilepsia. Jinx me avisará si detecta una convulsión por el roce de la cabeza con el, agarra suavemente su rostro y se lava los ojos. Él también lo consuela, después lo custodia mientras duerme y se recupera”.

Toby

“Tienen una unión increíble que me ayuda a darle atención inmediata a Toby”, dijo ella. “Jinx actúa como un gran comunicador, que juega un papel enorme en la salud y el bienestar de Toby, y hace que todos se lo reconozcan”.

Toby y Jinx son inseparables

Gatito y perro
Gatito y perro son amigos inseparables

Gato juega con perro

“El día 25 de marzo Toby se sentó en el jardín, y Jix vino a hacer sus cosas, se dio la vuelta y agarró la cara de Toby, se lavó los ojos y no paró durante unos 3 minutos. Llamé a mi marido y le dije que esto es una advertencia de que Toby va a tener una convulsión, lo hizo media hora más tarde”.

Jinx cuida a Toby

Con la ayuda de Jinx para alertar a la familia, Emma puede proporcionar ayuda y alivio en cada episodio.

“Lo mantengo sereno lo mejor que puedo y mantengo las cosas en calma a su alrededor, dándole tanta tranquilidad como sea posible. Debemos estar preparados proporcionando una zona segura para que no se lastime, que también tome su diazepam para detenerlo si llega a ser prolongada o muy difícil para él de manejar”.

Jinx y Toby

Mientras Emma trata de ayudar a que Toby se sienta lo más cómodo posible, Jinx nunca sale de su lado, lo protege y vela por él como una enfermera de cuidado y el amor que siente por su compañero es inmenso.

Cuando Jinx era un pequeño gatito sintió que su hermano necesitaba que le proporcionaran amor y comodidad. Ahora, un año después, sigue siendo el ángel guardián de su mejor amigo. Toby cada día se siente mejor teniendo a Jinx a su lado, él es feliz y vive una vida feliz porque tiene una familia amorosa y un compañero felino cuyo amor no cesa.

Tomado de: Love Meow

Visita también:

VIDEO: Este perro se divierte con un grupo de músicos en la calle

FOTOS: Rescatan a un mono atrapado 25 años entre dos edificios en Bangkok

Lo que debes saber sobre el Moquillo o distemper canino