Un abogado convirtió su hogar en un santuario para animales rescatados

John Friske es un abogado que en su tiempo libre, fundó San Diego Farm Animal Rescue, un santuario para animales rescatados en su propia casa. Este hombre ya tiene planes para grupos de comunidades locales y programas para niños, para venir y experimentar un lugar donde los animales son tratados con respeto.

Abogado convirtio su hogar en un santuario para animales rescatados

John Friske es un abogado que en su tiempo libre, fundó San Diego Farm Animal Rescue, un santuario para animales rescatados en su propia casa. Comenzó cuando vio “Cowspiracy“, un documental que revela no sólo los impactos ambientales de la industria de la carne, sino también sus efectos sobre los animales.

En sólo un año, John le ha dado la bienvenida a nueve animales de cuatro especies diferentes a su santuario. Su primera adopción fue una perra rescatada de Southern California German Shepherd Rescue John la la nombró Daisy.

Daisy
Daisy

Daisy acostada

El siguiente animal fue un caballo llamado Emma. “Ella vino a mí porque su familia no podía montarla a ella nunca más”, dijo John. La llegada de Emma pronto fue seguida por dos caballos más.

Santuario para animales

Pokey, otro caballo, y Emma pertenecieron a la misma pareja. Cuando decidieron vender a Emma a otra familia, ella se mantuvo en el mismo rancho, pero separado de Pokey por una valla, por lo que los dos caballos no podían interactuar más.

Convirtió su hogar en un santuario para animales

Caballos en un santuario
Santuario para animales rescatados

La familia de Pokey decidió renunciar a él y lo llevaron donde John, que lo reunió con Emma y los puso en un terreno abierto donde finalmente podrán estar juntos.

“Una vez llegó Pokey, tenían de vuelta su relación de novios”, dijo John. “Ahora la protege, y ella es la primera en comer”, dijo John. “Si ella quiere obtener el mejor punto de sombra, a ella le darán el mejor lugar de sombra, porque Pokey está de guardia”, agregó.

Caballo y niña

Además de los caballos, está Roosevelt, el cerdo cojo debido a sus cascos deformados, llamado así por el presidente Franklin D. Roosevelt.

Roosevelt
Roosevelt

Recientemente John construyó un gallinero para dos gallinas, Eleanor y Amelia. Y un nuevo cerdo ha llegado al santuario, se llama Betsy.

Roosevelt y Betsy
Roosevelt y Betsy
Eleanor y Amelia
Eleanor y Amelia

John ya tiene planes para grupos de comunidades locales y programas para niños, para venir y experimentar un lugar donde los animales son tratados con respeto. Al traer niños a estar cerca de los animales de granja, se espera inspirar la compasión hacia los animales en las generaciones venideras.

Más información: The Dodo | Facebook | John Fiske

Visita también: 

Noticias: Rescatan cerca de 400 animales con destino al festival de Yulin

Fotos: Este gato fue abandonado en una esquina en New York con todas sus pertenencias 

Importante: Lo que debes saber sobre la torsión gástrica canina