Condenan a la presidenta de la protectora Parque Animal de Torremolinos por asesinar a 2200 animales

Carmen Marín, presidenta de la protectora Parque Animal de Torremolinos, acusada de asesinar a 2200 animales fue condenada

Carmen Marín, presidenta de la protectora Parque Animal de Torremolinos, de Málaga (España) fue acusada en noviembre de 2016 de asesinar a 2200 animales. La mujer negó todas las acusaciones en su contra y afirmó ser amante de los animales e incluso sentir fobia hacia las inyecciones.

Marín dijo:

“Si alguna vez he tenido que ayudar a poner una (inyección) he necesitado mirar para otro lado”.

Ella afirmó que en tres años sólo fueron 283 los animales sacrificados, que incluso fue felicitada por esa pequeña cifra y que los veterinarios eran los que se encargaban de decidir cuando aplicar la eutanasia, pero que ella siempre intentó que fuera la menor cantidad de animales sacrificados posible aunque resultara más cómodo para ellos tener menos a su cargo.

Cuando la Guardia Civil fue a las instalaciones de la protectora, se encontraron con cientos de perros muertos tirados en el suelo. 

La mujer aplicaba por su propia cuenta inyecciones eutanásicas en pequeñas cantidades a los animales para ahorrar dinero, sin previa sedación, y por vía intramuscular, sin importarle los sufrimientos y agonías de los animales. Mientras el empleado le ayudaba a sujetarlos.

Perros asesinados

Al suministrar menor dosis del medicamento de la que está indicada para producir una muerte indolora, unido al empleo de una vía inadecuada, se produce una absorción por el organismo más lenta del eutanásico que no llega directamente al torrente sanguíneo, y eso provocaba al animal una muerte lenta y con dolorosa y prolongada agonía.

Condenan a la presidenta de una protectora por asesinar a 2200 animales

Un empleado de la protectora Parque Animal también fue acusado y al igual que Marín, negó los hechos.

Uno de los veterinarios dijo que en la protectora se realizaban los lunes a primera hora “auténticas sesiones de exterminio” y por eso decidió realizar grabaciones de la gran cantidad de perros muertos para sustentar sus acusaciones en contra de Marín.

perros sacrificados

Además, afirma que cuando se realizaban los exterminios ponían música en la megafonía para evitar que se escucharan los quejidos de sufrimiento de los animales, que incluso eran metidos en bolsas estando aún vivos. 

Todo esto lo hacían antes de que llegaran los empleados de Parque Animal. 

La Audiencia de Málaga confirmó la condena de tres años y nueve meses de prisión para Marín, por delitos continuados de maltrato a animal doméstico y de falsedad en documento oficial y delito de intrusismo profesional.

Carmen Marín y su empleado
Carmen Marín y su empleado

En la sentencia también fue condenado el empleado de la protectora que le colaboraba con los exterminios. Recibió una condena de un año de prisión por un delito continuado de maltrato a animal doméstico y un delito de intrusismo profesional.

Marín tendrá que pagar una multa de 19.800 euros y el empleado de la protectora 3.600 euros.

Justicia

La protectora El Refugio ha calificado de “un día histórico” para la protección animal en España. Su presidente Ignacio Paunero, dijo en un comunicado:

“Vamos a poder ver, por vez primera, entre rejas a una maltratadora a la que habíamos denunciado hace cinco años”.

Más información: europa press

Visita también:

Fotos: Perrita fue despedida de la CIA porque preferiría jugar con niños que olfatear bombas

Fotos: La familia no tenía idea de lo que hacía su perro, hasta que encontraron una nota en su cuello

Razas de perros: Keeshond o Wolfspitz, cuidados, características y curiosidades