Hombre ata a un perrito con cinta adhesiva y lo arroja a una zanja desde un automóvil

El perrito fue atado con cinta adhesiva y arrojado a una zanja para morir. Paul Garcia, es el responsable del hecho y fue arrestado

Ató a un perrito con cinta adhesiva y lo arrojó a una zanja

Este pobre perrito de 13 años de edad, de raza dachshund al que llamaron Jimmy fue atado y arrojado a una zanja para morir en medio de una noche fría en Missouri, Estados Unidos. El pobre no podía salvarse a sí mismo, pero afortunadamente, la ayuda llegó.

Un oficial del condado de Jefferson encontró al perro aferrado a la vida a un lado de la carretera soportando temperaturas bajo cero. El oficial hizo el desgarrador descubrimiento mientras patrullaba por un camino rural donde el perro había sido arrojado en una zanja unas 12 horas antes.

El pequeño estaba temblando y hambriento, y sus patas y el hocico fueron atados con cinta adhesiva, para que no tuviera forma de escapar por su cuenta.

Ató a un perro con cinta adhesiva y lo arrojó a una zanja

Perrito maltratado

Pero Jimmy ya no estaba solo. Él fue llevado al Ivan Animal Hospital para recibir tratamiento. A pesar de su terrible experiencia, este tierno perrito no había perdido las ganas de vivir.

Jimmy en casa

En un video publicado por la oficina del Sheriff podemos ver a Jimmy en un estado mucho mejor poco después de ser rescatado:

Aunque las posibilidades de encontrar a la persona que cometió este terrible acto en contra de una criatura inocente parecían escasas en un principio, pronto hubo un giro en el caso.

Grant Bissell, portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de Jefferson, dijo a FOX 2 News:

“El oficial tuvo la premeditación de guardar la cinta adhesiva y la llevó al laboratorio de pruebas y los técnicos trabajaron en ella durante horas y pudieron despegar la cinta adhesiva lentamente y encontraron una huella en el lado adhesivo”.

Eso llevó a las autoridades al arresto de un sospechoso, Paul Garcia.

Paul Garcia
Paul Garcia

Los fiscales acusaron a Paul Garcia, de 39 años, de maltrato animal por presuntamente haber atado a Jimmy con cinta adhesiva y haberlo arrojado a la zanja desde un automóvil.

La oficina del Sheriff dijo que habían encontrado al dueño de Jimmy. Kaitlynn Kofron, que tiene al perrito desde el 2006, dijo que el verdadero nombre del perro es Flick. Ella dijo que está agradecida de que sobreviviera. También dijo que su nombre podría ser cambiado a “Jimmy”.

Jimmy rescatado

Afortunadamente, Jimmy parece decidido a perseverar.

Jimmy se está recuperando

Laura Ivan, la veterinaria que ayuda en la recuperación de Jimmy, dijo:

“Su pronóstico se ve muy bien. Tiene un poco de inclinación residual de la cabeza, lo que básicamente implica que está un poco desequilibrado, que cuando inclinan la cabeza en realidad están viendo hacia delante. Pero ha sido feliz, menea la cola mucho, está activo, está comiendo”.

El departamento del sheriff agradeció a la comunidad por su colaboración en la difusión de la historia para ayudar a reunir al perro y su mamá.

Jimmy dormido

Según los medios, Kaitlynn dejó salir unos minutos al perrito como de costumbre, algo de lo que ahora se arrepiente haber hecho, y desapareció casi de inmediato. Paul García, quien vive a siete puertas de Kaitlynn, al parecer bajo la influencia de las drogas vio al perro en la calle y pensó que era un perro policía con una cámara observándolo, así que lo secuestró y lo ató con cinta adhesiva para luego deshacerse de él.

Jimmy

Paul García está recluido en la cárcel del condado de Jefferson bajo una fianza de $50 mil dólares.

Lamentablemente, los incidentes de maltrato animal son demasiado comunes, pero, como lo demuestra el caso de Jimmy, la vigilancia de los rescatistas preocupados puede marcar la diferencia, tanto para salvar vidas como para llevar a los responsables ante la justicia.

Visita también:

Pequeño niño dice que un oso lo salvó después de haberse perdido en el bosque

Médico veterinario atiende a gato de peluche “enfermo” de una niña autista