Waira, la perra que rescató a dos conejos de una avalancha en Colombia

En una terrible avalancha ocurrida en Colombia, cientos de personas murieron y barrios enteros quedaron totalmente cubiertos de lodo y escombros. Pero en medio de toda esa devastación surgen hermosas historias como la de Waira, la perra que salvó a los conejos de la familia.

El 31 de marzo del presente año ocurrió una terrible avalancha en Mocoa, capital del Putumayo en Colombia, tras el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco por las intensas lluvias. Waira Shabima (Viento y Llovizna, en lengua Inga), es una perra labradora negra de 12 años de edad, que vivía en la casa con la familia Quinchoa (indígenas Inga, de Mocoa, Putumayo). Esta heroica perra rescató a dos conejos de la terrible avalancha.

Muchos barrios de la ciudad quedaron completamente cubiertos de lodo, rocas y desechos. Según el reporte, confirmado por Medicina Legal, son 329 las personas fallecidas y 70 las que permanecen desaparecidas.

Elena Quinchoa dijo a Notas de Mascotas:

“De nuestra casa quedó un montón de piedras y sólo el frente de la fachada. Los que estaban en la casa lograron salir de milagro”.

 

Casa

Waira correteaba a diario los conejos que tenía la familia, y aunque parece que “peleaban” todo el tiempo, esta perra demostró su gran amor hacia esos otros miembros peludos de la familia.

Waira en casa

Waira rescató a dos conejos de una avalancha en Colombia

Cuando la avalancha pasó por el lugar, en cuestión de segundos arrastró la casa de la mamá de Elena. La señora logró salir con las otras personas que allí se encontraban, mientras veían como su casa era arrasada por el río.

Te puede interesar: Terrible avalancha en Mocoa, Colombia, los animales también necesitan ayuda

 

Casa de Waira
Casa de Waira

La familia Quinchoa no volvió a saber nada de Waira y los conejos, y no podían dejar de pensar en la triste escena de sus animales arrastrados por la corriente.

Elena dijo:

“En la madrugada después de la avalancha esperamos que amaneciera ya sin la esperanza de que nuestras mascotas vivieran. Pensábamos en Waira, perrita labradora de 12 años y en nuestras conejas Ginger, Nucita y Lily”.

Perra salvó a dos conejos

Elena cuenta que no había posibilidades de que los animales sobrevivieran porque el instante en que salieron el agua ya había arrasado el patio trasero.

Nucita y Ginger
Nucita y Ginger

“Cuando amaneció fuimos a observar lo que quedaba de la casa. El panorama no era muy alentador: ya no existía ni el patio, ni la cocina y mucho menos las habitaciones. Nos fuimos tristes a recorrer el resto del barrio”.

Derrumbe

Elena dijo a Notas de Mascotas:

“Ese día hubo varias falsas alarmas de avalancha y tuvimos que salir corriendo asustados. Ya en la tarde de ese día, regresando a ver la casa vimos un perrito negro a lo lejos que nos recordó a Waira. Cuando nos acercamos a la casa los vecinos empezaron a gritar que nuestra perrita estaba viva. ¡Está viva! ¡Es ella! Lloramos de emoción al verla”.

Waira salvó a dos conejos

La familia Quinchoa estaba feliz de volver a ver a Waira, así que le hicieron una correa con pedazos de tela que encontraron y la llevaron a un lugar seguro junto a las conejas.

Conejos

“Cuando estábamos ya con Waira un familiar nos encontró y nos dijo que acababa de salvar a dos de las conejitas: Ginger y Nucita. ¡Era algo increíble! ¿Cómo podían estar vivas?”.

Más tarde un vecino le contó a la familia Quinchoa que en la mañana se asomó a una habitación cerrada que sólo se llenó de barro y allí vio encima de la cama a Waira y las conejitas a su lado. Ellas, al ser este una persona desconocida, se escondieron de nuevo en la cama.

Conejo

La familia cree que Waira tomó a los conejos en su hocico para llevarlos a un lugar seguro.

“Lo que aún nos asombra es cómo ellas pudieron escapar de la avalancha y entrar a una habitación que tenía la puerta cerrada y saltar por una ventana a más de 2 metros de altura. Realmente es un milagro tenerlas con nosotros. Sólo perdimos a Lily, la conejita más bebé”.

Waira
Waira

Waira se recupera en compañía de su familia

Ahora Waira está en tratamiento, ya que después de lo sucedido ella entro en un estado de depresión, la pobre no quería comer, ni hacer nada, según cuenta la familia Quinchoa .

Waira
Waira ha estado deprimida

“Cuando salíamos ella se quedaba llorando parada en la reja, se le ha consentido mucho para ayudarla a salir de su estado y poco a poco se ha ido recuperando aunque sabemos que extraña su espacio amplio donde se sentía dueña”.

Ahora Waira se encuentra mejor de ánimos, e incluso ella tiene nuevos hermanos peludos, aunque se quedaron sin casa, están juntos y tienen nuevos miembros en la familia.

Gata
Gata rescatada por la familia de Waira

Esperamos que pronto Waira logre sobreponerse, y esperamos que ella y su familia no se vuelvan a separar nunca más.

Visita también:

Video: Pareja se negó a abandonar a sus perros en una terrible inundación

Noticias: Esta estación de autobuses ayuda a perros sin hogar a escapar del frío

Razas de perros: American Pitbull Terrier, curiosidades, características y cuidados