Perro sabe qué hacer cuando su humana tiene un ataque

Una mujer llamada Shannon fue alertada por su perro Poppy que ella pronto iba a tener un ataque. Los perros de alerta como Poppy generalmente notifican a las personas aproximadamente 15 minutos antes de que ocurra la convulsión. Aunque no es muy frecuente que lleguemos a ver a estos asombrosos canes en acción este perro sabe qué hacer cuando su humana tiene un ataque.

Poppy se acostó junto a Shannon para esperar con ella. Tan pronto como la mujer mostró signos de movimientos bruscos, el perro se puso inmediatamente en alerta, cuando Shannon comenzó a convulsionar ella tuvo tiempo para ponerse de lado, lo que impide a la persona que se ahogue con su propia saliva o vómito. 

El animal lame una y otra vez la boca de Shannon mientras ella tenía el ataque, esto lo hace en parte para ayudar a calmarla y también para despejar cualquier líquido de la boca. Algunas personas pueden estar conscientes mientras tienen un ataque, por eso cuando se presenta la convulsión, el perro ayuda mucho a la persona lamiendo y consolándola, ellos pueden ser muy útiles en ese momento.

Perro sabe qué hacer cuando su humana tiene un ataque

Después de que Shannon se calmó, Poppy continuó lamiendo su cara. Durante las secuelas de la convulsión, Poppy continuó sentado al lado de Shannon, consolándola. La capacidad de Poppy para ayudar a Shannon durante su convulsión es increíble. Vídeos como este son muy importantes porque nos muestran la realidad que enfrentan las personas que sufren de convulsiones y cómo los perros como Poppy pueden hacer maravillas por su seguridad y bienestar.

Poppy sin duda alguna merece un gran premio por el trabajo que realiza ayudando a Shannon cada vez que tiene un ataque, a ella le ayuda mucho que su perro la alerte, ya que de esa manera ella tiene tiempo para irse a un lugar seguro mientras ocurre la convulsión.

Tomado de: YouTube

Visita también:

Fotos: Gatos que duermen en posiciones incómodas 

Vídeo: Una perra y un cordero se divierten juntos 

Vídeo: Un caballo muy pequeño que parece un perro