Perro desconsolado intenta buscar a su dueño muerto cavando en su tumba

Huzi estaba muy desconsolado, por eso intentó cavar en la tumba de su dueño para buscarlo y no sentirse más solo

Perro desconsolado intenta cavar en la tumba de su dueño

Un perro de 12 años, llamado ‘Huzi’, extraña tanto a su difunto dueño que intentó cavar en su tumba cuando lo llevaron de visita al cementerio. El perro fiel incluso lloró y se negó a abandonar la tumba, según cuenta la hija del hombre.

Huzi era el compañero del abuelo Wu que vivía en el condado de Fuping, en la provincia de Shaanxi, en el noroeste de China.

El abuelo Wu murió recientemente y los hijos ahora están cuidando de Huzi, según Daily Mail.

Perro intenta cavar en la tumba de su dueño

Huzi escarbando en la tumba

Las desgarradoras escenas fueron captadas en video por ellos cuando llevaron a Huzi para rendir homenaje a su padre.

La hija del abuelo Wu dijo Pear Video:

«Fuimos juntos a la tumba. Caminó alrededor de la tumba varias veces y luego se quedó allí sin moverse. Lo vi comenzar a cavar y se negaba a irse cuando lo llamamos a casa».

En el video podemos escuchar a la mujer gritando ‘Huzi, vamos a casa, vamos a casa’ pero el perro no quería alejarse de la tumba del abuelo Wu.

Huzi

Huzi era muy cercano al abuelo Wu y habían pasado más de 10 años juntos, según cuenta su hija. Tanto es así que después de la muerte del abuelo Wu, el perro se desvió de su rutina habitual, negándose a comer y beber durante tres días completos.

Aunque tan pronto como Huzi visitó la tumba, comenzó a comer nuevamente.

La hija del abuelo Wu dijo:

«Pensamos en ese momento que [Huzi] era viejo y, por lo tanto, no quería comer, pero comenzó a comer nuevamente después de que enterraron a mi padre. Realmente entiende nuestros sentimientos».

Los perros son conocidos por su lealtad hacia sus dueños incluso después de su muerte. Son muchas las historias de perros fieles que hemos contado, una de ellas es la de Capitán, un pastor alemán en Argentina que vigiló la tumba de su mejor amigo durante más de 10 años después de su muerte en 2006.

Esperamos que visitar la tumba de su dueño le haya ayudado a sanar un poco a Huzi. Descansa en paz, abuelo Wu.

Visita también:

Perro con el corazón roto visita a diario la tumba de su mejor amigo

Este perro visita la tumba de su dueño todos los días desde que falleció en 2014