Un bebé armadillo muy sediento desafió su miedo a los humanos y tomó agua ofrecida por un trabajador

El bebé armadillo estaba muy sediento, y desafió su miedo a los humanos recibiendo un poco de agua de un trabajador de buen corazón después de que el hombre decidió compartir una taza con él.

Un bebé armadillo estaba desesperadamente sediento, y desafió su miedo a los humanos para recibir agua de un trabajador de buen corazón después de que el hombre decidió compartir una taza con él. El adorable pequeño fue visto excavando frenéticamente, buscando agua en un campo desolado muy reseco en Mato Grosso, en Brasil.

En el siguiente video podemos ver a la criatura sedienta siendo hidratada por Cristiano Henrique de Souza, un ingeniero agrónomo del Instituto Estatal de Protección Agrícola (Indea).

Cristiano vio al animal durante la inspección de un vacío sanitario de soja en la región, cuando él se detuvo para tomar un poco de agua. El armadillo estaba tratando de cavar un pedazo de tierra donde Cristiano había dejado caer unas gotas de agua, el pequeño había llegado corriendo luego de que su sentido del olfato muy desarrollado percibiera el olor del preciado líquido.

También te puede interesar: Esta cobra se encontraba muy sedienta debido a la terrible sequía en la India y bebió agua de una botella

Al ver la escena, Cristiano decidió ofrecerle agua en la tapa de un termo para que bebiera. Él decidió compartir con el pequeño armadillo y grabó la tierna escena.

Cristiano dijo:

“Trataba de lamer la humedad de la tierra y no tuvo mucha suerte. Por lo tanto, me agaché y le puse la taza cerca, y para mi sorpresa la pequeña criatura empezó a beber el agua directamente de mi taza”.

Cristiano Henrique de Souza

“Al instante sentí lástima por el bebé. No había llovido durante días y cuando nos fijamos en cómo estaba seca la tierra, era obvio que el animal estaba deshidratado”.

Armadillo
Armadillo | Imagen ilustrativa

Bebé armadillo desafió su miedo a los humanos y recibió un poco de agua 

El bebé armadillo estaba tan deshidratado que bebió dos tazas de agua en el espacio de un minuto.

“Llené mi copa de nuevo y me acerqué y le dije:’Hola pequeño compañero, estás realmente sediento'”.

Bebé armadillo tenía sed

Los armadillos son conocidos por ser criaturas que tienden a vivir por su cuenta y sobreviven principalmente con una dieta de insectos y larvas. Rara vez se ponen en contacto con los humanos, pero en esta ocasión el bebé armadillo desafió su miedo a las personas y aceptó recibir ayuda de Cristiano.

“La situación era absurda porque se trataba de un área que debe ser fértil para los animales autóctonos. Pero aquí estaba dándole de beber a un animal sediento”.

El pequeño levantaba la cabeza y miraba hacia arriba como diciendo ‘gracias’ y luego lamió la mano de Cristiano.

Bebé armadillo
Imagen ilustrativa

Romildo Gonçalves, biólogo y profesor de la Universidad Federal de Mato Grosso dice que el comportamiento del armadillo es ‘muy inusual’.

El dijo:

“Este es un animal salvaje que tiene muy poca interacción con los seres humanos. Su comportamiento es atípico porque tiene un cerebro muy pequeño y no tiene el nivel de inteligencia para formar relaciones como un animal domesticado”.

Armadillo en la naturaleza

Él cree que el animal aceptó la ayuda del ingeniero porque estaba ya sea enfermo o debilitado de alguna manera. 

Lo importante es que Cristiano demostró ser un humano de un buen corazón al brindar su ayuda a este pequeño ser que en ese momento lo necesitaba.

Más información: g1.globo.com

Visita también: 

Fotos: Este perro vive en una escuela desde hace 16 años y los alumnos incluso han pagado sus tratamientos veterinarios

Video: Esta perra tenía miedo de ser tocada pero ahora ama los besos y busca un hogar para siempre

Razas de perros: Yorkshire terrier, cuidados, curiosidades y características