Perro se niega a ser bañado en cualquier otro lugar a menos que sea en el fregadero

Este perro no quiere ser bañado a menos que sea en el fregadero de la cocina. Franklin es un perro grande que aún se cree un cachorro

Perro ama bañarse en el fregadero

Franklin es un golden retriever que ama ensuciarse, pero no limpiarse. A menos que sea en el fregadero de la cocina. Su madre Anam Rahman está constantemente persiguiendo al perro cuando es hora del baño.

Anam dijo a The Dodo:

“Al ser un perro perdiguero, los baños no son una situación fácil. A él le encanta jugar en el parque y el que está cerca de mi casa tiene mantillo, por lo que cada vez que va allí, especialmente si ha llovido un poco, necesita un baño después”.

Perro solo quiere ser bañado en el fregadero de la cocina

Franklin

Por su ocupado trabajo, Anam no siempre tiene tiempo para obligar a Franklin a ir al baño. Ahí fue cuando encontró una solución, una que tanto a ella como a su perro les encantó: el fregadero de la cocina.

Franklin durmiendo

Anam dijo:

“Comenzó cuando tenía prisa por ir al trabajo, y no podía pasar por toda la prueba de tenerlo en la bañera porque no le gusta mucho ir al baño. El fregadero simplemente fue una necesidad porque no tenía tiempo de darle un baño completo. Era mucho más fácil porque podía lavar sus patas y su vientre y no tenía que lavar toda su espalda”.

Franklin sucio

Luego, Franklin creció, pero eso no ha afectado la adoración del perro de 66 libras por su cómoda bañera.

Anam dijo:

“Le encanta, generalmente es súper tranquilo y feliz en la cocina, es un espacio mucho más abierto y es mejor para todos los involucrados. De vez en cuando le doy un baño completo, pero por lo demás, el fregadero ha sido una gran alternativa”.

Franklin en el baño

A Franklin no le gusta que lo carguen, pero su actitud cambia completamente si sabe que lo están levantando hacia el fregadero. Él salta a los brazos de su madre y se inclina hacia atrás, mientras ella lo deja caer en el recipiente de metal.

Anam dijo:

“Puedo decir cuando está angustiado, él jadea un poco más y mira para todas partes. Pero [en el fregadero] se ve muy a gusto, tiene una sonrisa en la cara y solo me deja bañarlo muy fácilmente. Y cuando está limpio, salta de nuevo a mis brazos y me cubre completamente con agua y jabón”.

Franklin en el fregadero

Un día de noviembre, Anam publicó una foto de Franklin casi dormido en el fregadero en Instagram. Poco después, el adorable hábito del perro se volvió viral.

Anam dijo:

“Ha sido muy divertido leer los comentarios porque la gente piensa que el fregadero es un truco. Algunas personas piensan que fue photoshopeado allí, pero no es nada fuera de lo común, está cómodamente allí”.

Franklin feliz

Para seguir las aventuras de Franklin en el baño, puedes encontrarlo en Instagram.

Visita también:

Hombre sorprende a su familia en navidad con un nuevo animal de compañía

Perrito que esperaba a su padre que murió en un hospital tiene una nueva oportunidad de ser feliz