Mujer invidente rompe en llanto al ver a su perro guía por primera vez en 8 años

Mujer invidente estaba muy deprimida, perro un perro guía llegó, y su vida cambió para siempre. Mira el emotivo video cuando lo ve por primera vez en 8 años

Mujer invidente ve perro guía por primera vez

Cuando estaba en la escuela de medicina, la visión de Mary Sedgwick comenzó a fallar. Ella fue diagnosticada con neuritis óptica bilateral, una condición progresiva que la condujo a la ceguera y, en el proceso, perder de vista sus sueños.

Mary dijo a The Dodo:

“Toda mi identidad que tenía de mí misma era como médico, y de repente esa imagen de mí misma desapareció. Luché durante varios años tratando de poner los pies en el suelo y sacarme de una profunda depresión”.

Pero luego Mary conoció a alguien que cambió su vida.

Mary y Lucy
Mary Sedgwick

En 2010, ella fue emparejada con una perrita de servicio llamada Lucy, que fue entrenada a través de un programa llamado Leader Dogs for the Blind. Lucy tenía solo 15 meses cuando se conocieron, y ella y Mary congeniaron de inmediato.

Mary dijo:

“Ella vino a saltarme a los brazos, lamerme la cara y tirarme de la silla. Sabía que en ese momento, con el vínculo instantáneo entre Lucy y yo, mi viaje en la vida estaba comenzando de nuevo”.

Mujer invidente
Mary Sedgwick

Desde entonces, el vínculo entre ellas se ha vuelto cada vez más fuerte. Mary había perdido su visión, pero ganó una amiga fiel.

Ella dijo.

“Lucy sirve como mis ojos guiándome por la vida. Ella ha sido entrenada para alertarme sobre cualquier cosa que dificulte mi avance en cada paso. Hay una confianza como ninguna otra que coloque en su perro guía, sintiendo cada movimiento de su cuerpo fluyendo a través del arnés de su mano”.

Mujer ciega y su perro
Mary Sedgwick

Pero Lucy hace más que guiar a Mary. Ella también le brinda mucho amor.

“Lucy es extremadamente cariñosa, especialmente cuando su larga lengua te inunda de besos húmedos y babosos. Ella exuda su emoción por la vida y es contagiosa”.

Mary describe la pérdida gradual de su vista como: “Como ver una película que lentamente se estaba desvaneciendo”, una sensación que la hizo caer en una profunda depresión. Pero gracias a una nueva tecnología, eso cambió brevemente.

Perro guía
Mary Sedgwick

Mary dijo:

“Después de ser diagnosticada caí en una profunda depresión y comencé a aislarme completamente del mundo exterior. Ya no sabía por qué existía en este planeta y no pude ver ningún significado en mi vida. Entonces, el 4 de marzo de 2004, me desperté en completa oscuridad. Estaba paralizada por el miedo. Con los años, la medicación avanzó para permitirme ver luces y formas débiles. La mejor manera de describirlo es como comenzar en un espejo empañado después de una ducha; para las personas con buena visión que borran la niebla les permite ver con claridad, pero para mí la niebla nunca desaparece”.

Lucy
Mary Sedgwick

Pero, Lucy apareció y su vida cambió.

“Pasar de trabajar unas semanas de 80 horas a no poder hacer nada en absoluto me hizo sentir sin valor. Pero cuando Lucy entró por primera vez en la habitación y me tiró de la silla, supe que ella sería la que continuaría mi viaje y encontraría mi libertad una vez más”.

Ella recientemente tuvo la oportunidad de probar un par de gafas electrónicas eSight, un dispositivo que proyecta imágenes desde una cámara frontal a una pantalla interna, optimizando la imagen para anular las limitaciones de visión específicas de su usuario. Ella se mostró reacia al principio, temiendo que no le serviría a ella, pero con Lucy a su lado, decidió probarlo.

Mary y perro guía
Mary Sedgwick

Mary dijo:

“Durante los últimos años no me permití pensar en poder volver a ver con colores vibrantes y claridad, porque creo que ya no sería posible. Al mismo tiempo, siempre había una semilla dentro de mí que nunca había perdido la esperanza”.

Fue un momento muy emotivo. Al ver a su perro por primera vez, Mary no pudo evitar llorar.

Mujer invidente rompe en llanto al ver a su perro guía por primera vez

Ella dijo:

“Una vez que se encendieron, pude ver los detalles de la cara de Lucy, sus hermosos y conmovedores ojos y sus rizadas pestañas. Me embargó la emoción porque estaba experimentando un momento que nunca imaginé que sería posible. El don de poder ver la belleza externa de Lucy se correspondía perfectamente con la belleza interior que siempre he conocido”.

Lucy y Mary
Mary Sedgwick

Mary ahora espera que ver a Lucy no sea algo de una sola vez. La perrita fiel ha hecho mucho por mejorar su vida con su sola presencia, pero ver su rostro ha inspirado una nueva esperanza de que las cosas pueden ser incluso mejores.

Ella quiere comprar un par de esas gafas para usarlas a diario, pero son demasiado costosas para comprarlas de inmediato. Así que, Mary ha comenzado una recaudación de fondos buscando la ayuda del público para hacer eso posible.

Lucy y su mamá
Mary Sedgwick

Lucy es insustituible en la vida de Mary, por supuesto. Pero la posibilidad de verla a diario sigue siendo algo con lo que ella sueña.

Mary y su perrita
Mary Sedgwick

Mary dijo:

“Al tener la oportunidad de ver a Lucy con toda su belleza me ha dado la esperanza de que mi vida podría cambiar drásticamente con estas gafas. El don de la vista abrirá puerta tras puerta para mí y estoy lista para dar el siguiente paso en mi viaje, siempre con Lucy a mi lado”.

Si deseas ayudar a Mary con una donación puedes entrar aquí.

Visita también:

Noticias: Hombre rescata a un perro en mal estado y cubierto de quemaduras

Noticias: Hombre es sentenciado a 15 años de prisión por 214 cargos de crueldad hacia los animales