Koko, la gorila que aprendió el lenguaje de señas ha muerto a los 46 años

Koko, la famosa gorila que le mostró al mundo que los animales sienten emoción tanto como los humanos, fallece a la edad de 46 años.

Koko y Penny
The Gorilla Foundation

Koko se hizo famosa en todo el mundo en los años 80 cuando aprendió con éxito el Lenguaje de Señas Americano (ASL). Ella falleció mientras dormía el 20 de junio en su casa, The Gorilla Foundation, en una reserva en las montañas de Santa Cruz, California.

Koko nació el  4 de julio de 1971 en el Zoológico de San Francisco. Originalmente se llamaba Hanabi-ko. Al cumplir un año de edad se mudó a las montañas de Santa Cruz para trabajar con la investigadora Francine Patterson, quien le enseñó el lenguaje de señas y ayudó a fundar The Gorilla Foundation, la organización que se ocupó de Koko durante la mayor parte de su vida.

Los instructores dijeron que Koko usaba el lenguaje para expresar sus pensamientos y sentimientos.

Koko leyendo
The Gorilla Foundation

Koko conocía más de 1000 signos del lenguaje de señas estadounidense, incluido, integralmente, el dedo medio. También se dice que pudo entender 2000 palabras del inglés hablado, y tenía un coeficiente intelectual de entre 75 y 95, donde el promedio para humanos es 100, según informa la BBC.

Además de conocer el lenguaje de señas, la gorila también mostró un gran amor por los gatos.

Koko y un gatito
The Gorilla Foundation

En 1974, Koko incluso consiguió su propio gatito, All Ball, después de pedirle a sus cuidadores mediante el lenguaje de señas, un gatito, la Navidad anterior. Koko fue gentil con All Ball, llevándola como un bebé e incluso tratando de amamantarla.

Koko y su gato
Great Apes Survival Partnership (GRASP-UNEP)

Koko murió a los 46 años

Lastimosamente, All Ball falleció, y cuando los cuidadores le contaron a Koko sobre su muerte, ella comenzó a gemir y a hacer un ruido, una señal de que estaba afligida.

Koko pasó a adoptar muchos gatitos, el último de los cuales recibió en 2015 como regalo de cumpleaños.

Koko tenía muchos amigos y admiradores, incluido el difunto Robin Williams, quien dijo que su reunión fue “increíble e inolvidable”.

Koko y Robin Williams
Twitter

Cuando Williams falleció en 2014, se dice que Koko lloró la muerte de la estrella al igual que el resto del mundo.

Esta gorila le mostró al mundo que los animales sienten emoción tanto como los humanos, y todos lamentemos su muerte.

Koko y Penny
The Gorilla Foundation

La fundación anunció la muerte de Koko con un comunicado de prensa:

“Koko, la gorila conocida por su extraordinario dominio del lenguaje de señas y principal embajadora de su especie en peligro de extinción, falleció ayer (miércoles) por la mañana mientras dormía a la edad de 46 años. Koko tocó la vida de millones como embajadora de todos los gorilas y un ícono de comunicación y empatía entre especies. Ella fue amada y será profundamente extrañada”.

La naturaleza gentil de Koko y su legado de derribar las barreras entre las personas y los animales tuvieron un impacto en el mundo, y será muy extrañada.

Descansa en paz, Koko.

Visita también: 

Alguien encerró a dos pitbulls en una jaula con 25 gatos de una protectora de animales

Pequeño perro fiel no abandonó a una niña de tres años perdida hasta que llega ayuda