Una familia vendió a sus perros a una granja de carne de perro cuando ya no los querían

Una familia vendió a sus perros a una granja de carne sin sentir ningún remordimiento de que estos animales fueran a ser sacrificados. Afortunadamente fueron rescatados y ahora se encuentran en un refugio donde son amados y esperan ser adoptados.

Familia vendió a sus perros a granja de carne de perro

Una familia en Corea del Sur no sólo fueron capaces de renunciar a sus mascotas, después de una vida de compañerismo y lealtad, esta familia vendió a sus perros a una granja de carne sin sentir ningún remordimiento de que estos pobres animales fueran a ser sacrificados para el consumo.

A menudo vemos casos y escuchamos historias de animales que son abandonados en las calles o que sus familiares los dejan en un refugio, pero este es un nivel totalmente nuevo de crueldad, venderlos en la industria cárnica.

Perros encerrados en jaulas

Lilly y Pinch fueron vendidos a una granja local de la carne por su propia familia, negociaron sus vidas y no les importó que terminaran en una anti higiénica granja donde iban a ser torturados hasta morir. Los dejaron en las condiciones más desgarradoras que uno se pueda imaginar.

Perros destinados para el sacrificioUna familia vendió a sus perros a una granja de carne de perro

Kelly O’Meara, directora de animales de compañía y compromiso en Humane Society International (HSI), dijo:

“Cada día están sufriendo en estas granjas debido a que son descuidados a diario”.

“Están expuestos a todos los elementos en las jaulas de metal. Consiguen suficiente comida para sobrevivir. Es un ambiente bastante brutal”.

Familia vendió a sus perros a una granja

Afortunadamente Lilly y Pinch, no estuvieron más de una semana en esas horribles jaulas.

Perro enjaulado

El comercio de carne de perro es legal en Corea del Sur, pero esta granja estaba ubicada en una tierra que el operador no poseía legalmente. Así que las autoridades, junto con los activistas locales y miembros del HSI, pudieron cerrar esta granja y sacar a todos los 35 perros sin pagar por ellos.

Tiempo después Lilly y Pinch fueron llevados junto a los otros perros a los EE.UU., donde terminaron en un refugio en Carolina del Norte.

Lilly y Pinch

Lilly y Pinch esperan encontrar hogares para siempre

En ese refugio ellos obtuvieron atención médica y el afecto que por tanto tiempo se les negó, mientras están aprendiendo a ser perros de nuevo y esperan que pueden ser adoptados y encuentren hogares que en verdad les brinden amor.

Perros rescatados de granja de carne

Los perros nunca se olvidan de lo que se siente al ser amado. Incluso después de pasar por la experiencia más traumática, Lilly y Pinch están encantados de recibir caricias y ser amados.

Kelly dice:

“Estaban muy bien socializados”.

“Son perros muy dulces”.

Desde que el HSI comenzó a luchar contra el comercio de carne de perro en Corea del Sur, la organización, con la ayuda de los grupos de rescate de animales, han cerrado cinco granjas y han enviado cerca de 525 perros a los EE.UU.

Pero de igual forma de 2,5 a 3 millones de perros son sacrificados cada año en Corea del Sur. Muchos de ellos son electrocutados, colgados o golpeados hasta la muerte.

Perro rescatado

Muchos de estos perros son robados de sus hogares y algunos, como Lilly y Pinch, son vendidos a los comerciantes de perros por su propia familia.

Si quieres apoyar al HSI para ayudarle a poner fin al comercio de carne de perro, puedes hacer una donación aquí. O también puedes firmar una petición aquí.

Más información: The Dodo

Visita también:

Video: Perro a punto de rendirse y ahogarse en un pozo profundo es rescatado en la India

Noticias: Esta perra de 16 años fue abandonada en un refugio porque su familia considera que ya está “muy vieja”

Infórmate: Sarna en perros, causas, síntomas y tratamiento