Una habitación de cachorros para el estrés

Una habitación de cachorros para el estrés

En la Universidad de Lancashire en Inglaterra está disponible una habitación llena de cachorros para los estudiantes estresados. La habitación de cachorros para el estrés fue inspirada por un estudio japonés el cual demostraba que a los estudiantes les iba mejor en los exámenes si antes pasaban el rato con cachorros o gatitos. Dicho estudio consiguió que las notas subieran hasta un 44%. Curiosamente, los gatos y los perros ya crecidos no consiguieron tal efecto positivo.

habitación-con-cachorros-para-el-estrés
Tomado de: Puppy Room

La campaña la han llevado a cabo la Unión de estudiantes en compañía de la organización benéfica Guide Dogs, dicha campaña consiste en que los estudiantes deben pagar mínimo una libra de donación la cual irá directamente a la caridad, para poder acceder a estar con los cachorros por una hora donde jugaran con ellos, los abrazarán, cuidarán y hasta tendrán un cuarto aparte de descanso para los cachorros cuando estos necesiten dormir. “El número de alumnos permitidos en la sala se limitará en función del número de cachorros que tenemos para una sesión“. Dice la Unión de estudiantes de la Universidad de Lancashire.

habitación-con-cachorros
Habitación de cachorros en la Universidad de Acadia | Tomado de: David Shaffner
habitacion-cachorros-estudiantes-estresados
Habitación de cachorros en la Universidad de Dalhousie

Habitación de cachorros para el estrés

Esta campaña también beneficia a los animales, ya que los cachorros están siendo entrenados para perros guía y el contacto con humanos les ayudará mucho a que se acostumbren a estar con las personas beneficiando su desarrollo y formación para ser perros guía competentes, sin duda alguna es una buena idea esta habitación de cachorros para el estrés donde todos salen beneficiados.

Fuente: Facebook | neatorama | boredpanda

Visita también: 

Noticia: Tortuga de 90 años camina gracias a ruedas protésicas 

Conoce a Brutus, el perro con prótesis en sus cuatro patas 

Lo que debes saber sobre el moquillo o distemper canino