Perro se asusta por los fuegos artificiales y le da un ataque al corazón tratando de esconderse

Winston, un perro rescatado de una vida de maltrato muere de un ataque al corazón cuando se asusta por los fuegos artificiales

Perro muere de ataque al corazón por los fuegos artificiales

Un perro rescatado sufrió un ataque al corazón y murió después de haber sido asustado por los fuegos artificiales en Greater Manchester, Reino Unido. Winston era un gigante adorable, un perro guardián de Moscú, que por 8 años fue maltratado en Bulgaria y le asustaban los ruidos fuertes y los fuegos artificiales.

El pobre Winston estaba muy delgado, le habían cortado las orejas y la cola. Los habitantes de Bulgaria decían que fue maldecido por los gitanos y estaban tratando de cazarlo para matarlo, pero lo rescataron a tiempo.

Winston fue llevado a Dogs 4 Rescue, un centro de rescate donde pudo volver a confiar en las personas, y posteriormente fue adoptado. Pero ese no era el final feliz para Winston.

Winston fue maltratado por años

Winston paseando

Meses más tarde, sus rescatistas se enteraron de que el dueño de Winston había estado usando un collar de choque con él. Mientras estaban dando un paseo, el propietario había activado el collar de choque cuando Winston fue a olfatear a un perro, lo que provocó que Winston atacara al otro animal, siendo que nunca había mostrado agresividad hacia los demás perros.

Winston caminando con sus amigos

No podemos imaginar el miedo y la confusión que sintió Winston. Así que fue enviado a la perrera y se le impuso una orden para sacrificarlo que fue llevada a los tribunales. Nadie entraba con él, y el pobre mostraba mucho miedo a la gente en la perrera.

Winston perro guardián

El equipo de rescate inmediatamente se involucró para salvarlo de nuevo, ellos escribieron en su sitio web:

“Tuvimos que demostrar que era un perro social desde el tiempo que pasamos con él, por lo que le enviamos toneladas de videos y fotos de él con los otros perros y también le dijimos al tribunal que lo llevaríamos de nuevo a nuestro cuidado si se eliminaba la orden de sacrificio”.

Winston y su familia

El grupo de rescate logró que liberaran a Winston, y lo llevaron de nuevo a su cuidado, pero lo que no imaginaron era lo cambiado que este pobre perro estaba. El daño mental del collar de choque, el tiempo en las perreras, etc. Ahora desconfiaba de todo y no confiaba en las personas (no era de extrañar, después de todo lo que había sufrido).

Perro rescatado

Pero ellos no se rendirían con Winston, y estaban dispuestos a ayudar a este gran perro.

El gran perro volvía a confiar en las personas

Muchos meses de rehabilitación, tiempo y paciencia se necesitó para tratar de deshacer el daño psicológico que le habían ocasionado, gracias a muchas personas que ayudaron a cuidarlo, y que lo ayudaron a darse cuenta de que no todas las personas son malas, Winston empezaba a confiar de nuevo.

Winston

Él disfrutaba las cosas simples de la vida. Aunque muchos piensan que debido a su tamaño era un perro muy seguro, eso no podía estar más lejos de la verdad. No era más que un chico asustado que necesitaba mucho amor y tranquilidad.

Winston en el veterinario

Lastimosamente, a principios de este año, después de empezar a perder peso y debido a la falta de apetito, sus rescatistas tuvieron que llevarlo a un especialista. Resulta que, debido a su “reproducción”, Winston tenía una afección cardíaca común que significaba que moriría sin medicación.

Gracias a sus medicamentos Wisnton estaba recuperando a su estado físico y sus rescatistas no podrían estar más contentos. Aunque sabían en su interior que era tiempo prestado y que un día su corazón se agotaría, pero él estaba amando la vida nuevamente y era como si nada estuviera mal.

Winston enfermo

Pero estos perros de gran tamaño tienen vidas tan cortas y, una vez más, las personas son responsables de intervenir en la naturaleza y causar sufrimiento y problemas innecesarios a los perros a través de la cría.

Winston recuperándose

Lamentablemente en las últimas semanas de su vida algo cambió. Winston dejó de comer y bajó de peso nuevamente, ya no era él mismo y desconfiaba de la gente. Sus rescatistas pidieron cita con el especialista lo más rápido que pudieron esperando que un cambio en la medicación pudiera arreglar las cosas. Pero, el sábado por la noche debido a los fuegos artificiales el pobre Winston entró en pánico y en minutos su corazón se agotó.

Perro rescatado es feliz

Winston no soportó más y falleció

Había tratado de esconderse de los ruidos bajo una terraza, pero este espacio era demasiado pequeño para el animal de 80 kg, así que el miedo claramente se apoderó de él y cuando fue encontrado por el personal de la casa ya estaba muerto.

Winston y su rescatista

El centro de rescate escribió:

“Era el perro más leal que he conocido y lo extrañaré más que nada”.

Después de la repentina y devastadora pérdida de Winston, el personal ahora está pidiendo desesperadamente que las personas dejen de lanzar fuegos artificiales cerca al centro de rescate de animales.

Winston en el sofá

Ellos publicaron en Facebook:

“Cada año, muchos de nosotros observamos el efecto devastador que tienen los fuegos artificiales en los animales y con cada explosión duele mi corazón pensando en el miedo y el sufrimiento innecesarios que causa. Los fuegos artificiales son egoístas y sus efectos duran mucho más tiempo para los animales que el factor “wow” momentáneo que las personas experimentan. Quienquiera que los provocó anoche… bueno, sus efectos nos han devastado y acortado una vida con una explosión. Los efectos de esos fuegos artificiales se quedarán con nosotros para siempre”.

Descansa en paz Winston

Más información: Dogs 4 Rescue

Visita también:

Perro enfermo y sin hogar entra por sí mismo a un centro de rescate en busca de ayuda

Hombre conduce 200 millas para salvar la vida de un perrito a punto de ser sacrificado