Gatito sin hogar le pide ayuda a un hombre y no lo deja ir

Belisha se encontró inesperadamente con Popeye y entre ellos surgió una hermosa conexión. Popeye necesitaba la ayuda de Belisha, y él no dudó en brindarle una segunda oportunidad de vida.

Hombre le brinda una segunda oportunidad a un gatito sin hogar

Jason Belisha se encontraba en Decatur, Georgia, devolviendo un auto de alquiler después de que el suyo se descompusiera a principios de este mes. Lo que este hombre no llegó a imaginar es que de una situación negativa como la de su auto podría resultar un hermoso encuentro con un gatito gris que ahora se llama Popeye.

Jason escuchó un maullido desesperado en el estacionamiento.

Él dijo a The Dodo:

“Miré a izquierda, a la derecha y, finalmente, debajo del auto a mi lado, donde encontré al pobre machito empapado y completamente solo”.

Gato gris
Jason Belisha

Jason le hizo una seña al gato, y éste no dudó en acercarse, frotó su cara con la mano del hombre esperando recibir un poco de amor, y él aunque no tenía en sus planes rescatar a un animal aquel día, sabía que no podía dejarlo allí abandonado.

Él dijo:

“Es en momentos como este que me digo a mí mismo: ‘Esto debe estar sucediendo por una razón’. Y si fuera un gatito sin hogar, quisiera que alguien me ayudara”.

Jason Belisha y Popeye
Jason Belisha

El hombre decidió cambiar su rumbo y decirle al agente del alquiler que necesitaría el auto por unas cuantas horas más para poder llevar a Popeye a un refugio. Por desgracia, la respuesta del refugio no fue la esperada.

“Me dijeron que, como él tiene más de 3 meses, lo volverían a poner en la calle donde lo encontré porque probablemente podría sobrevivir solo. ¡No gracias!”.

Popeye
Jason Belisha

El refugio de dio a Jason una caja para gato y Popeye no quería separarse de él.

Jason explicó:

“Seguía gritando, excepto cuando lo sostenía en mis brazos”.

Hombre le brinda una segunda oportunidad a un gatito sin hogar

Él regresó a casa con el gatito, y éste inmediatamente comenzó a usar la caja de arena, además tuvo una linda conexión con el corgi de Belisha llamado Goose.

“Fueron amigos instantáneos. Fue como un milagro”.

Popeye se acostumbró poco a poco a vivir en la casa, le gustaba dormir junto a Jason y Goose. Jason es un hombre muy ocupado, es músico y fotógrafo, por lo que era consciente que no podía darle a este gatito la vida que merece por mucho tiempo más, por eso decidió encontrar a alguien indicado para él.

Amigos
Jason Belisha

Jason dijo:

“Uno de mis queridos amigos se acercó y dijo que tenía un lugar para él si no podía mantenerlo. Aproveché la oportunidad y lo traje antes de que me apegara demasiado a él. ¡Dados otros días, me habría vuelto irracional!”.

Él dijo que no quería despedirse de su amigo felino, pero sabía que era la mejor decisión que podía tomar por el bienestar del animal. Este hombre se encuentra informado de todas las aventuras que Popeye está viviendo día a día.

Gatito gris
Jason Belisha

Él dijo:

“Fue una alegría y un placer tenerlo cerca. Goose y yo lo extrañaremos mucho, pero siempre estará cerca de casa de mi amigo… y su nueva mamá me envía videos todo el tiempo, así que sé que está bien”.

Visita también:

Perro pasó 4 años encerrado en una perrera porque la gente pensaba que era “malo”

Fiel perro de servicio de George HW Bush permaneció a su lado hasta el final