Chico abre la puerta de su apartamento y encuentra a dos perros y un gato afuera

Chico abre la puerta de su apartamento y encuentra a toda una pandilla de animales afuera. Habían dos perros y un gato esperando

Dos perros y un gato golpearon a la puerta

JP Brammer, un periodista radicado en Nueva York se estaba relajando en casa cuando escuchó un ruido extraño en la puerta de su apartamento. Fue a investigar y descubrió algo completamente inesperado.

Cuando observó por la mirilla de la puerta, vio a dos perros y un gato esperando afuera.

Brammer le dijo a BuzzFeed News que él vive en un terrible edificio de apartamentos construido con mala calidad que tiene puertas que “apestan”.

Chico encuentra a dos perros y un gato afuera de su apartamento

Así que las mascotas de su vecino, un gato y dos perros, podrían escapar fácilmente de su apartamento e ir a una pequeña aventura. Su gran escape los llevó hasta la puerta de Brammer, donde llegaron y golpearon con sus patas.

Brammer twitteó lo que sucedió después, en un hilo que se volvió viral.

Con incredulidad, Brammer empezó a publicar sus interacciones con la inesperada banda de visitantes.

“¿Hay un… gato y dos perros golpeando la puerta de mi apartamento?”.

Cuando Brammer abrió la puerta para saludar, los dos perros agitaron sus colas con entusiasmo, quedándose respetuosamente en el pasillo. Sin embargo, el gato tenía otros planes.

Se deslizó junto a Brammer y entró a su casa sin ser visto, comenzó a frotarse alegremente sobre los muebles y luego se acomodó en su cama.

Pronto quedó claro para el chico que los intrusos peludos no tenían intención en volver de donde venían, pero estaba feliz de pasar un poco de tiempo con los animales amigables.

Brammer dijo:

“Siempre pido permiso antes de acariciar a los amigos animales de las personas. Pero eran tan afectuosos y amigables, no pude evitarlo, por supuesto. Estaba emocionado de pasar el rato con ellos mientras esperaba que las partes responsables se presentaran pronto”.

Brammer dijo que amaba a sus visitantes, pero quería continuar con su día.

Afortunadamente, la localización de la casa de las mascotas “perdidas” resultó simple. Encontró un apartamento con la puerta abierta.

Así que los llevó a casa y cerró la puerta.

Con los perros a salvo en casa, a Brammer aún le quedaba un rompecabezas que resolver: cómo convencer al felino que no coopera para que regrese a su casa. Pero unos minutos después, un ruido afuera de la puerta de su apartamento llamó de nuevo su atención:

Los perros volvieron a decir: “Hola”.

Brammer se dio cuenta de que los caninos intelectuales habían descubierto cómo abrir la puerta de su apartamento, permitiéndoles entrar y salir cuando les plazca.

Ante el temor de que los perros escaparan del edificio si los dejaran a su suerte, Brammer aceptó el hecho de que tendría que jugar a la niñera por un día.

Y los desafíos siguieron viniendo:

Brammer escribió en Twitter:

“Uno de los perros que regresó a su apartamento… cerró la puerta detrás de él de alguna manera, por lo que ahora hay un perro en el pasillo, uno en el apartamento y un gato en mi apartamento…”

Afortunadamente para Brammer, un vecino que tiene perros apareció para ayudarlo a encerrar a los animales.

Trabajando con sus vecinos al otro lado del pasillo, Brammer finalmente logró devolver a los tres animales a su apartamento y asegurar la puerta con una cuerda.

Cuerda en la puerta
Twitter

Brammer dijo que le pareció una eternidad esperar a que los dueños regresaran a casa, y su mente comenzó a volverse loca.

“Yo estaba como, ‘Oh Dios, están muertos. Oh, Dios, los dueños están en sus habitaciones o algo así, y hay cadáveres ahí dentro y el hilo [de Twitter] va a empeorar, porque ¿dónde están? Así que tuve este ataque de pánico”.

Al final de la saga, decenas de miles de usuarios de Twitter seguían el hilo de Brammer. Sin embargo, los misteriosos propietarios están bien y finalmente regresaron con sus mascotas.

Visita también:

40 kg de plástico fue encontrado en el estómago de una ballena en Filipinas

Personas tejen lindos suéteres gigantes para proteger del frío a los elefantes