¿Cómo quitar las garrapatas de un perro?

Saber cómo quitar las garrapatas de un perro correctamente es sumamente importante para preservar la higiene. Te ofrecemos en este artículo algunas recomendaciones para quitar estos molestos parásitos de tu canino.

Los perros, como mejores amigos del hombre, merecen nuestro cariño, comprensión, lealtad y muchos cuidados, sobre todo cuando desafortunadamente se llenan de molestas garrapatas. Saber cómo quitar las garrapatas de un perro correctamente es sumamente importante para preservar la higiene.

Desde Notas de Mascotas te ofrecemos en este artículo algunas recomendaciones para quitar estos desagradables parásitos de tus caninos.

Estos molestos insectos, pertenecientes a la misma familia de las arañas, despiertan en época de verano para hacer de la vida del can, y hasta la de su propio amo, un verdadero infierno.

Aunque son muy pequeñas, resultan ser sumamente peligrosas para la salud de nuestro animal de compañía, en vista de que al adherirse con sus fuertes mandíbulas a la piel y succionar la sangre como método para alimentarse puede causar algún tipo de infección e incluso padecimientos más complicados como Ehrlichiosis canina, Enfermedad de Lyme, Babeosis, entre otras.

Te puede interesar: Los mejores nombres para perro macho, muy originales

Pero ¿cómo quitar las garrapatas de un perro?

  • Es vital la prevención, por lo que se hace necesario baños constantes con abundante agua y jabón. Ten cuidado cuando aún es un cachorro, ya que mojarlos no siempre es una buena opción, es por eso que invitamos a tener mucha precaución aún más en épocas con climas fríos.
  • Puedes utilizar productos químicos como aerosoles, champús y jabones antiparásitos, así como también pipetas y collares que pueden ayudar a eliminar las garrapatas.
Quitar las garrapatas con pinzas
Después de quitar las garrapatas con pinzas recuerda aplicar un anteséptico al canino
  • Existe la opción de extraerlas utilizando pinzas especiales. Lo primero que debes hacer es colocarte unos guantes para evitar contacto directo con el parásito. Con la pinza sujeta el cuerpo de la garrapata lo más cerca de la piel del perro, cuidando de no pellizcarla, y halar en forma recta.
  • Por último trata las heridas producidas por la mordedura de la garrapata. Primero limpia con agua templada y jabón, luego desinfecta con antiséptico a base de yodo mezclado también con un poco de agua.

Te interesa: ¿Tengo un perro obeso? Aprende cómo detectar la obesidad canina y cómo prevenirla

Remedios naturales para quitar las garrapatas de un perro

También existe la posibilidad de utilizar remedios naturales, con la intención de evitar el uso de químicos. Esta es una alternativa bastante usada por las personas para erradicar garrapatas del canino.

Lo mejor de todo es que estos remedios están al alcance de todos. A continuación te hacemos una muestra:

Limón

limón

Es el cítrico ideal para combatir los parásitos externos, aunque si gustas puedes emplear también la naranja o cualquier otro. La técnica consiste en poner a hervir agua con dos trozos del limón durante un minuto y medio, para luego ponerlo a fuego lento una hora aproximadamente.

Tras dejarlo enfriar, pulveriza la mezcla sobre tu perro y listo, verás cómo las garrapatas van dejando el cuerpo de tu querida mascota.

Aceite de oliva

Rociar algunas gotas sobre la garrapata clavada en la piel del can hace que el “bicho” se sienta ahogado, se separe y busque otra zona. Mientras camina, tómala con una pinza especial y retírala rápidamente. Luego deberás limpiar y desinfectar con yodo.

Vaselina

Frota tus manos llenas de vaselina por la zona afectada, lo cual producirá en el desagradable huésped la misma sensación de ahogo que con el aceite de oliva. Acto seguido, verás cómo se separa de la piel en busca de un mejor lugar, y es allí donde debes atraparla.

Manzanilla

manzanilla

Prepara una infusión y luego aplícala sobre la mascota utilizando una toalla. Este es un remedio bastante eficaz y natural en contra de las garrapatas.

Vinagre de manzana

Mezcla vinagre de manzana con agua y luego aplícalo al perro. El ácido acético le resulta a la garrapata bastante desagradable por lo que, una vez en contacto con él, no le quedará más opción que huir.

Cuidar a tu mascota es fundamental para evitar la presencia de parásitos externos; además, ellas merecen toda nuestra atención y cuidados, es una forma de retribuirle todo su amor y lealtad.

Visita también: ¿Son buenos los huesos para perro?