¿Tengo un perro obeso? Aprende cómo detectar la obesidad canina y cómo prevenirla

La obesidad en los perros es una afección muy común últimamente, por eso debes prestar mucha atención a tu mascota y acudir al veterinario si crees tener un perro obeso.

Tengo un perro obeso
¿Cómo saber si tengo un perro obeso? | Foto: flickr

A veces pensamos que alimentar en exceso a un canino es el mejor premio que podemos darle en retribución a su obediencia, cariño y lealtad; pero, lo más grave del asunto es que con ello estamos muy lejos de hacerle un bien; por el contrario, contribuimos a tener en casa a un perro obeso al cual llegaríamos a destruir su calidad y expectativa de vida, si mantenemos esa actitud complaciente en extremo con la comida; la obesidad canina es muy riesgosa, infórmate.

La obesidad en los perros es cada vez más común, además, es una condición que conlleva a otras afecciones igual de peligrosas como la diabetes o problemas de carácter circulatorio que podrían poner en peligro la salud y hasta la vida de nuestra querida mascota.

Como sabemos que el bienestar de nuestro amigo de cuatro patas es prioritario para ti, desde Notas de Mascotas te explicaremos en este artículo cómo saber cuando un perro sufre de sobrepeso y cuando, pasando toda clase de límites, llega al punto de la obesidad canina.

¿Cómo identificar si tengo un perro con sobrepeso?

Presta mucha atención:

El sobrepeso es la antesala a la obesidad canina
El sobrepeso es la antesala a la obesidad canina
  • Lo más importante que debes saber es que el sobrepeso es la antesala para que un canino sea un perro obeso y, desde este punto de vista, debemos tomar las previsiones que sean necesarias para evitar llegar a tales extremos.
  • Físicamente, el perro muestra señales de sobrepeso, entre ellos el grosor de la cola, la cual presenta moderadamente una cantidad de tejido graso entre el hueso y la piel.
  • El tacto puede jugar un papel fundamental para la detección del problema, si palpas sus costillas con dificultad piensa en que debes tomar cartas en el asunto.
  • Si los extremos óseos, aunque difícilmente palpables, poseen tejido adiposo moderado, podríamos estar ante un perro con sobrepeso.
  • Otra señal es si no logras notar a simple vista la cintura del perro cuando lo miras desde los laterales.

Si quieres saber cómo evitar el sobrepeso en los perros da click aquí

La obesidad canina es bastante grave

El canino ha sobrepasado la barrera y ha llegado al extremo de la obesidad. Cuando nuestra mascota presenta estas condiciones, podemos observar que NO logra resistir a la actividad física y se mantiene agotado la mayor parte del tiempo.

A estas alturas, el can deja de ser tierno y comienza a padecer de esta peligrosa enfermedad que si no es controlada a tiempo puede llevarlo hasta la muerte.

Pero ¿cómo saber si tengo un perro obeso?

Pues es relativamente fácil detectar la obesidad canina:

La obesidad canina es una afección muy común
La obesidad canina es una afección muy común | Foto: flickr
  • Lo ideal es detallar cuánta cantidad de grasa le está sobrando, por lo general, un perro obeso es aquel cuyo peso es 20% mayor al ideal, dependiendo del tamaño, sexo y razas de perros.
  • El mecanismo más sencillo para hacer la evaluación sigue siendo el tacto y si al tocarlo no palpas sus costillas, ya que hay de por medio una gruesa capa de grasa, estamos en problemas serios que se deben atacar a la inmediatez.
  • También podrás notar la situación si la cola y extremos óseos están cubiertos con una capa muy gruesa de tejido adiposo.
  • A simple vista también podrás detectarlo, sobre todo si miras por los costados y no percibes cintura; además de observar el vientre bastante abultado.
  • Viéndolo bien desde arriba notarás una espalda bastante ancha. Esta es una señal lo bastante clara como para saber que tu perro tiene un grave problema de obesidad.

Te interesa: Entérate cómo evitar que tu perro ladre excesivamente

¿Cómo ayudar a un perro obeso?

Es importante que al detectar la situación, tomes las medidas que sean necesarias a fin de lograr reducir su peso de manera considerable para ayudar a tu canino a combatir la obesidad canina.

Un perro obeso necesita realizar actividad física con frecuencia
Un perro obeso necesita realizar actividad física con frecuencia
  • Principalmente, tienes que establecer una dieta optima que permita a tu canino recibir todos los nutrientes necesarios y al mismo tiempo le ayude que quemar grasa, esto con la ayuda de un especialista para que te indique cuál será el mejor régimen alimenticio.
  • Por otra parte, inicia con los ejercicios físicos, en primer lugar de forma moderada para que el can se vaya adaptando y cuando este se sienta cómodo aumentar la intensidad paulatinamente, pasear a tu perro se puede convertir en una actividad muy divertida y relajante para ambos.
  • Disminuye la cantidad de premios o golosinas que le das a tu perro diariamente.

Si crees que tu mascota es un perro obeso consulta siempre a un profesional veterinario, ya que es quien te indicará qué debes hacer en el caso especifico de tu animal de compañía para preservar su salud.

Visita también: ¿Cómo cuidar cachorros recién nacidos? con o sin madre