Zarigüeya salvaje engaña a una amable abuela para que crea que es un gato sin hogar y cuide de él

Esta zarigüeya llegó un día al porche de una amable abuela en Kansas, quien la ha confundido con un gato desde entonces y la llama Tete.

Zarigüeya impostor

Como amante de los animales, la abuela de Eric Hertlein naturalmente tiene una debilidad por el puñado de gatos sin hogar que viven en su casa en Kansas (EE.UU). Tanto así, que ha reservado un lugar acogedor para ellos con camas y comida en su porche cerrado. Ocasionalmente, incluso los invita a entrar a la casa.

Poco sabía, sin embargo, que uno de los gatitos que ha estado cuidando en los últimos meses no es un gato en absoluto.

Recientemente, Eric decidió visitar la casa de su abuela, y cuando entró, ella estaba allí para saludarlo, junto con la típica variedad de gatos que normalmente se pueden encontrar descansando allí. Pero entonces los ojos de Eric se fijaron en algo inesperado.

Zarigüeya impostor engaña a una abuela que cuida gatos

Zarigüeya se hace pasar por gato
Eric Hertlein

Acurrucado entre los gatos, en una cama propia, había una zarigüeya.

Así que, un poco alarmado y confundido, Eric asumió que el impostor salvaje acababa de entrar. Pero su abuela, aparentemente sorprendida por esa reacción, dulcemente trató de calmar los nervios de Eric.

Ese “gatito” en la esquina, había estado viniendo por un tiempo y ella incluso lo había llamado Tete.

Zarigüeya y gatos
Eric Hertlein

Eric dijo a The Dodo:

“Ella me aseguró que era uno de sus gatos. Le dije que no era lo que ella pensaba que era”.

Ahora, era la abuela quien estaba confundida.

Eric dijo:

“Me reí por unos buenos cinco minutos. No se dio cuenta de lo que me estaba riendo hasta que comencé a señalar la nariz puntiaguda y la cola delgada. No se dio cuenta de que no era un gato”.

Todo esto fue un shock para la abuela de Eric. Ella necesitaba ver por sí misma al impostor. Pero su reacción al conocer la verdad sobre el querido Tete no pudo haber sido más amable.

Gato y zarigüeya
Eric Hertlein

Zarigüeya engaña a una abuela para que crea que es un gato sin hogar

Eric dijo:

“Ella simplemente se sentó allí. Luego se acercó un poco… y lentamente me miró con una gran sonrisa en su rostro y dijo: ‘Bueno, él no me ha molestado todavía, así que estoy de acuerdo con que él esté aquí'”.

La abuela ha aceptado a la zarigüeya y, curiosamente, también los verdaderos gatos sin hogar que pasan el rato en su casa. Ninguno parece molesto por él, seguramente eran conscientes de su verdadera identidad todo el tiempo.

Eric y la abuela
Eric Hertlein

No está claro exactamente cómo terminó Tete haciendo parte de este grupo de gatos, pero existe la posibilidad de que haya quedado huérfano. Eric llegó a saber más tarde que la zarigüeya era solo un bebé, y de seguro pensó que era un gatito, cuando apareció por primera vez en la casa de su abuela buscando comida y calor.

El hecho de que la abuela de Eric le dio la bienvenida en ese momento, e incluso ahora que sabe la verdad, habla del poder de la bondad.

Eric añadió:

“A ella le encantan los animales y los cuida cuando puede. Simplemente te motiva a ser mejor y a tratar a otros seres mejor también”.

Visita también:

Noticias: Dos perros héroes del ejército que ayudaron a salvar miles de vidas en Afganistán ‘serán sacrificados porque no pueden ser reubicados’

Fotos: Este perro adoptado ama tanto sus juguetes que decide sólo dormir en ellos

Conoce al Gato tonkinés o Tonkinese, cuidados, características y curiosidades