Sacerdote lleva a perros sin hogar a misa para que puedan encontrar familia

El padre João Paulo Araujo Gomes, de Brasil, lleva a perros sin hogar a misa para que encuentren nuevas familias

Sacerdote lleva perros a misa para que encuentren un hogar

Todos los domingos en la Paróquia de Sant’Ana Gravatá, en Brasil, los perros sin hogar asisten a misa para conocer a sus nuevas familias. Esto ocurre gracias a un sacerdote muy bondadoso y de gran corazón que ama a los animales y hace todo por ellos.

El padre João Paulo Araujo Gomes, hace lo más amable e inspirador por los perros callejeros en su iglesia. Invita a los perros abandonados en las calles a formar parte de su servicio para ayudarlos a encontrar hogares amorosos.

Al igual que su corazón, las puertas de su iglesia, siempre están abiertas para estos animales.

Sacerdote lleva perros sin hogar a misa para ser adoptados

Sacerdote y perro en adopción
Padre João Paulo

El padre João les brinda hogar temporal a estos perros sin hogar en la casa parroquial lejos de los peligros de las calles, los lleva al veterinario para tratar sus afecciones, los cuida, alimenta, les da un baño y después de recibir el tratamiento necesario y estar recuperados, los lleva al servicio de la iglesia con la esperanza de que sean notados por sus feligreses.

Padre lleva perro al veterinario
Padre João Paulo
Sacerdote brasileño rescata perro
Padre João Paulo

Cada domingo, el sacerdote se asegura de que los perros sean el centro de atención, ubicándolos en un lugar donde todos puedan verlos.

Perro en misa
Padre João Paulo

Por más leales e importantes que puedan parecer frente al altar, los perros serán perros y siempre estarán en busca de algunas caricias y hacer una que otra travesura. Siendo felices y adorables como son, los perros a menudo se unen al sacerdote en el altar para recibir algo de atención.

Perro en la misa
Padre João Paulo

El padre João Paulo escribió en Facebook:

“Siempre podrán entrar, dormir, comer, beber agua y encontrar refugio y protección, porque esta casa es de Dios y ellos son de Dios”.

Sacerdote rescata perros
Padre João Paulo
Perro asiste a misa
Padre João Paulo

El sacerdote involucra a la comunidad de la iglesia en su misión alentándolos a invitar a personas interesadas en llevar a casa a un nuevo miembro peludo de la familia, según Boredpanda.

Perro en una procesión
Padre João Paulo

Las espectaculares recuperaciones que este sacerdote hace con los perros calientan nuestros corazones y muestran lo que el amor y el cuidado pueden hacer.

Padre Joao con perros rescatados
Padre João Paulo
Padre Joao y sus perros rescatados
Padre João Paulo

Gracias a las acciones del sacerdote, el número de perros abandonados en las calles de Gravatá,  se ha reducido sustancialmente. Docenas de perros callejeros ya han encontrado hogares amorosos.

Dispensadores de comida
Padre João Paulo

De hecho, después de conocer a tantos animales fieles en persona, el sacerdote de buen corazón no pudo evitar adoptar algunos.

Perro del padre Joao
Padre João Paulo
Perros rescatados por sacerdote
Padre João Paulo

El padre dijo:

“Ayudé a varios perros con problemas de salud graves. Algunos de ellos los traje a la casa parroquial y luego fueron adoptados. Tres de ellos se quedaron conmigo. Hoy son mis hijos y duermen en mi cama”.

Perro en la iglesia
Facebook/ Winfried Niederer

La maravillosa acción del sacerdote no pasó desapercibida para el resto del mundo, pues una foto de él en misa junto a un perro se hizo viral en Facebook, generando una ola de comentarios positivos, con miles de personas elogiando la acción social del sacerdote.

Perro acompaña procesión
Padre João Paulo

Los perros nos brindan amor incondicional, risas y hermosos recuerdos y es justo retribuirles de alguna manera. Ya sea que creas fielmente en Dios o no, siempre y cuando creas en la bondad y la compasión, lentamente podemos hacer del mundo un lugar mejor.

Visita también:

Sacerdote tiene la mejor reacción cuando un perrito juguetón interrumpe la misa

Este perro juguetón se divierte con la sotana del sacerdote en plena misa