Perro sobrevive tres semanas con la cabeza atrapada en un frasco hasta que un ángel aparece

Perro estuvo 21 días con su cabeza atrapada en un frasco mientras buscaba comida. El pobre animal fue rescatado junto a sus cachorros

Perro estuvo con la cabeza atrapada por tres semanas

Los perros que están en las calles tienen que tomar algunas medidas bastante desesperadas para mantenerse con vida. Comen basura, beben de cunetas, charcos o lo que sea que encuentren. A menudo están sucios, con frío y asustados.

Esa dificultad se multiplica cuando el perro tiene una condición de salud u otra discapacidad, como este labrador que sufrió por tres semanas, cuando metió la cabeza en una jarra de plástico.

Tal vez estaba buscando algo para comer cuando se encontró con el gran frasco, y pudo meter la cabeza, pero no pudo sacarla.

Así que se quedó así durante tres semanas hasta que un rescatista llamado Greg logró atraparlo.

Greg y Cheeto
Greg y Cheeto en la clínica

Un hombre apareció en su rescate, apoyó su pierna encima del perro para mantenerlo quieto mientras cortaba a través del costado de la jarra, pero a pesar de sus esfuerzos, la jarra no se estaba despegando.

Cheeto en la clínica

“Estoy tratando de cortar un poco, conseguir algo de oxígeno allí. Tenemos que tomarlo y ponerlo en la parte trasera de mi camión.

Una mujer fuera de cámara dijo:

¡Esta bien, bebe! Está bien. ¡Te tenemos, cariño! Llevémoslo al veterinario. Lo ayudaré a recogerlo”.

Cheeto se recupera

Perro sobrevive tres semanas con la cabeza atrapada en un frasco

Las personas que lo encontraron estaban asombradas de que hubiera sobrevivido tanto tiempo sin acceso a comida y agua. Sospecharon que debió haber logrado obtener un poco de agua yendo a un lago cercano y bebiendo lo que pudo conseguir con el frasco.

Cheeto en el veterinario

Lo llevaron rápidamente al veterinario donde le quitaron finalmente el frasco y le dieron atención médica. Lo llamaron ‘Cheeto’.

Cheeto mejora

Pero sus rescatistas pronto descubrieron que Cheeto no había estado solo. Él tenía a tres pequeños de los que era responsable, algo así como un “padre soltero”. Un cachorro blanco y negro al que llamaron Oreo, una cachorrita amarilla llamada Pringle y una de color canela que llamaron Dorito.

Cachorros de Cheeto rescatados Oreo, Pringle y Dorito

Los tres cachorros eran todos felices y amigables, claramente no tan marcados como su papá. Afortunadamente, fueron adoptados y encontraron hogares permanentes con familias afectuosas.

Cachorros de Cheeto Perritos de Cheeto

Cheto estaba progresando, y después de que su historia se conoció en las redes sociales, los fanáticos de todo el mundo le enviaron apoyo e incluso le hicieron algunos artículos a mano que esperaban que le dieran consuelo.

Cheeto era un poco más desconfiado que sus cachorros y era un perro bastante triste, pero finalmente encontró un hogar con una familia que entendía sus necesidades.

Pringle y Dorito
Pringle y Dorito
Cheeto
Cheeto

Ahora esperamos que Cheeto pueda ser feliz para siempre.

Más información: Greg King

Visita también:

Noticias: Alguien le cortó las patas y la cola a un indefenso cachorro y luego lo dejó en un bosque en Turquía

Video: Perrita preocupada se acerca a desconocidos y les pide que encuentren a sus cachorros