Perro escapa de casa para hacerse amigo de un ciervo salvaje

La familia de Koda, una perrita perdida, se dio cuenta de que todo ese tiempo estuvo acompañada de un ciervo salvaje

Perro y ciervo salvaje amigos

Se acurrucaban juntos, jugaban en la nieve e incluso se tocaban con sus narices. La hermosa amistad que un perro y un ciervo formaron mientras estuvo perdido.

Todo comenzó en diciembre del años pasado cuando Koda, una perrita husky de dos años, desapareció de su casa en Manitoba, Canadá.

Rachel Howatt y su pareja Clinton Subbick estaban tan preocupados que recorrieron el vecindario y publicaron su foto en Facebook pidiéndole a los habitantes de la localidad que la vigilaran. Después de tres días difíciles, Koda volvió a casa.

Perro perdido se vuelve amigo de un ciervo salvaje

Koda

Pero aunque la desaparición de Koda fue estresante para la pareja, la perrita parecía estar pasándola muy bien.

Garry Suderman, un cazador en el área, capturó fotos con una de sus cámaras de caza, de la perrita y un ciervo macho salvaje que se encontraban en un campo nevado.

Perro y ciervo salvaje

Las fotografías parecen mostrar que los dos animales eran muy cercanos. Durante 24 horas, se olfatearon mutuamente, caminaban juntos y, cuando caía la oscuridad, se acurrucaban en la hierba juntos.

Cuando el cazador se acercó a la pareja con las fotos, los dueños no podían creer lo que veían.

Koda olfateando al ciervo

Rachel dijo:

“Al principio era bastante difícil de creer, ya sabes, eso es lo que estaba haciendo durante todo ese tiempo, y no teníamos ni idea. En mi opinión, creo que es un perro tan extrovertido. Ella solo quiere ser amiga de todos”.

Perro amigo de ciervo

Catherine McMillan, conductista de los animales de la Winnipeg Humane Society, dijo que las fotos muestran un curioso nivel de confianza entre los dos animales.

“Cualquier perro que se sienta lo suficientemente cómodo para dormir en ese ambiente me muestra que [ella] está lo suficientemente cómoda con ese ciervo”.

Perrito besando al ciervo salvaje

Al principio, el cazador no estaba tan seguro. Él dijo que el venado parecía estar herido, probablemente por otro macho. Sospechaba que Koda podría haber estado revisando la situación para ver si el animal podía convertirse en presa.

Pero a medida que vio las fotos se podía apreciar a los animales calentándose el uno al otro,  así que cambió su opinión. Ahora piensa que Koda estaba actuando como la protectora del ciervo.

Ciervo y Koda

De cualquier manera, capturar esta conexión fue algo que solo ocurre una vez en la vida, dijo Garry.

“¿Alguna vez volveré a tener fotos así en mi vida? No. Eso es definitivamente lo más extraño que he visto”.

La historia de Koda y su amigo el ciervo fue publicada en Facebook, donde ya ha acumulado más de 40 mil reacciones y se ha compartido más de 26,000 veces.

Koda durmiendo

Han pasado unos meses desde que Koda vio por última vez al ciervo. Así que para hacerle compañía, sus papás decidieron adoptarle un hermanito. Apropiadamente, llamaron al nuevo perro Buck (como se le llama al ciervo macho en inglés).

Visita también:

Islandia planea acabar con la vida de más de 2000 ballenas en los próximos 5 años

Trabajadores de una tienda encuentran a dos perros mayores abandonados en el baño