¿Cómo enseñar a tu cachorro a ir al baño?

Aquí te explicamos 10 claves para enseñar a tu cachorro a ir al baño en el lugar que tú designes para ello.

como-educar-a-tu-cachorro-notasdemascotas.com

Hoy hablaremos sobre cómo enseñar a tu cachorro a ir al baño en el lugar que tú designes para ello. Recuerda que la educación del perro es responsabilidad tuya y no de él, debes dejar de culpar al cachorro por sus malos hábitos que no le has enseñado a cambiar, con mucha paciencia y persistencia conseguirás resultados positivos.

A continuación hablaremos de 10 claves que debes tener en cuenta a la hora de enseñar a tu cachorro a que «vaya al baño» donde tú le indiques. Practícalas como un ejercicio rutinario y en una semana evalúa los cambios positivos y/o negativos y nos cuentas tu experiencia en los comentarios

Pero entonces ¿cómo enseño a mi cachorro a ir al baño donde debe?

Inicio en la edad ideal

El mejor momento para comenzar a enseñarle a un perrito a hacer sus necesidades es cuando tiene entre 7 ½ a 8 ½ semanas de edad. durante esta etapa, puedes enseñarle al cachorro a eliminar sus deposiciones antes de que él mismo elija su lugar preferido a la hora de orinar. No te preocupes si tu cachorro es más mayor cuando se inicia el aprendizaje, todavía va a aprender, aunque puede tardar un poco más. RECUERDA: la paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.

Saca a tu cachorro al aire libre

Lleva a tu cachorro al lugar de tu preferencia para que haga sus deposiciones entre seis y ocho veces al día. Elige un lugar apropiado para ello y llévalo inmediatamente después de que el cachorro se despierte, luego de las sesiones de juego, y de 15 a 30 minutos después de las comidas. Si sacas a tu cachorro siempre al mismo lugar todos los días, los olores le estimularán a orinar y defecar en ese sitio. Muchos cachorros necesitan de 15 a 20 minutos para oler y decidirse a hacer sus necesidades. Quédate con él todo el tiempo.

Te puede interesar: ¿Una buena cama para perro cómo debe ser?

Primero la tarea y después el juego

Los problemas de ir al baño pueden producirse si el cachorro no está seguro realmente de qué está haciendo allí, así que no juegues con él hasta que haya hecho «la tarea», él necesita centrarse en el trabajo de ir al baño, no lo distraigas con otras cosas ni lo lleves a casa antes de que se cumpla el objetivo. Al principio será difícil, pero con el tiempo será cuestión de rutina.

Utiliza una frase clave

Si repites la misma frase (por ejemplo, «pipi» o «popo») cada vez que tu cachorro salga a la calle para hacer sus necesidades, entenderá que esta frase significa que es el momento y el lugar adecuado para eliminar. Se constante con esto y notarás que tu animal de compañía pronto aprenderá a relacionar la frase designada con la tarea que debe hacer.

Recompénsalo por el trabajo bien hecho

Cuando finalmente el cachorro haga sus deposiciones al aire libre, no te olvides de la recompensa. Estimula siempre al cachorro con caricias, dándole un trocito de comida, o jugando con él. Es importante que asocie el premio con el momento de ir al baño, pero recuerda que la recompensa tienes que dársela de inmediato. El cachorro no aprenderá a eliminar el aire libre si la recompensa viene cuando regrese a casa, con esto último lo que entenderá el cachorro es que está siendo recompensado por entrar.

Supervisa a tu cachorro

Vigila a tu perrito tanto en el interior como en el exterior ya que así tendrás la oportunidad de coger al cachorro si empieza a hacer sus deposiciones en el interior y trasladarlo al lugar debido.

Te interesa: ESQUEMA DE VACUNACIÓN CANINA Y DESPARASITACIÓN

No dejes a tu cachorros mucho tiempo solo

Al salir de casa lo ideal es que alguien se quede cuidando al cachorro, pero si eventualmente esto no es posible asegúrate de poner al perro en una caja de cartón para asegurarte de que no corra ningún peligro. Cuando se acostumbre a la caja puedes probar dejándolo dentro cuando salgas de casa, pero debes tener en cuenta que la vejiga de perros jóvenes y los intestinos son de capacidad limitada, así que el cachorro necesita salir de casa al menos cada cuatro horas.

No lo castigues después del hecho

Si tu cachorro tiene un «accidente» en casa, no se te ocurra ir a buscarle para frotarle el hocico en él. Muchos propietarios lo hacen y es una aberración. Esto no sirve de nada porque la mala conducta ya se ha producido. En su lugar, trata de sorprender al cachorro en el acto. Si ves que está a punto de orinar o de defecar, espántalo con la palabra ¡NO!. Es probable que deje de hacer lo que estaba haciendo y podrás trasladarlo al exterior para que haga sus necesidades.

No dejes acceso al alimento durante todo el día

Alimenta a tu cachorro a horas fijas todos los días, y quita el plato de comida después de 20 minutos. Esto creará intervalos regulares en el que el cachorro tendrá que ir al baño.

Visita también ¿Qué hacer cuando traes un cachorro a casa?

Elimina los olores

Si tu cachorro ha realizado sus necesidades en casa limpia a fondo esas zonas. Consulta a tu veterinario para que te recomiende un producto seguro, eficaz que elimine los olores y las manchas. Es importante limpiar un área sucia por completo, de lo contrario tu cachorro puede volver a ella y a utilizar como baño nuevo.

Sigue las pautas indicadas anteriormente con mucha paciencia y constancia y verás que conseguirás resultados positivos en tu mascota. No te rindas, ten en cuenta que la mayoría de los cachorros son domesticados con éxito hacia las 14 a 20 semanas de edad.

Fuente: Programa de educación canina Cómo educar a un cachorro

Visita también: ¿Cómo cortar las uñas a tu perro correctamente?