Los cazadores furtivos en Kenia podrían enfrentarse a la pena de muerte

En Kenia se está considerando la pena de muerte como una alternativa para controlar la caza furtiva.

Los cazadores furtivos en Kenia se enfrentaran a la pena de muerte

Según informes, el ministro de turismo y vida silvestre de Kenia, Najib Balala, advirtió que los cazadores furtivos podrían enfrentar la pena de muerte y se espera que esta nueva y dura medida se convierta rápidamente en ley con el fin de ayudar a que las poblaciones de vida silvestre del país se conserven.

En Kenia, existen varias y muy preciadas especies en parques y reservas nacionales, entre los que se encuentran: rinocerontes negros, avestruces, hipopótamos, búfalos, jirafas y cebras.

El ministro Balala dijo:

“Hemos implementado la Ley de Conservación de la Vida Silvestre que se promulgó en 2013 y que le da a los delincuentes una sentencia de cadena perpetua o una multa de US $200,000. Sin embargo, esto no ha sido lo suficientemente disuasivo para frenar la caza furtiva, por eso la nueva sentencia propuesta es más dura”.

Cazadores furtivos en Kenia podrían enfrentarse a la pena de muerte

Grupo de elefantes
Getty

La Fundación African Wildlife declaró:

“Las intervenciones a nivel comunitario deben explorar diferentes oportunidades económicas que protejan en lugar de destruir la biodiversidad a medida que aumenta la presión sobre los recursos naturales a medida que aumenta el desarrollo, la infraestructura y la urbanización”.

Elefante de África

Esta propuesta puede poner a Kenia en conflicto con la ONU, la cual se encuentra en oposición con la pena de muerte, según Independent.

Por su parte, los jefes de turismo de Kenia dicen que la caza furtiva se ha reducido gracias a todas las medidas tomadas hasta el momento, pero de acuerdo a la tasa de crecimiento de la población en general, sigue siendo demasiado alta.

Balala dijo:

“Estos esfuerzos llevaron a una reducción del 85 por ciento en la caza furtiva del rinoceronte y una reducción del 78 por ciento en la caza furtiva del elefante, respectivamente, en 2017, en comparación con cuando la caza furtiva alcanzó su punto máximo en 2013 y 2012 respectivamente”.

Rinoceronte

Infortunadamente en el 2018, 69 elefantes, de una población de 34.000, y 9 rinocerontes de una población de menos de 1,000 fueron asesinados. También a principios del presente mes dos rinocerontes negros y un ternero fueron saqueados en el parque nacional Meru.

Las opiniones del público en general respecto a la medida que piensa tomar Kenia se encuentran muy divididas, algunas personas aplaudieron esta decisión y contrariamente otras demostraron inconformidad.

Elefante
Getty

Cabe resaltar que en Kenia también se están implementando métodos tecnológicos como cámaras térmicas e infrarrojas con la esperanza de detectar a los cazadores furtivos antes de que éstos detecten sus presas.

Rinoceronte blanco

Brian Heath, quien dirige el grupo de conservación Mara Conservancy, dijo:

“En el pasado, nunca habríamos encontrado a estas personas. Ahora los cazadores furtivos están diciendo que simplemente no vale la pena salir porque la posibilidad de ser atrapado es cada vez más alta. Ha sido un gran disuasivo. En otras áreas, como en Sudáfrica, donde viven la mayoría de los rinocerontes, docenas de rinocerontes han sido transportados por vía aérea fuera de las zonas propensas a la caza furtiva a lugares más seguros, como Botswana, donde la caza furtiva es rara”.

Visita también:

Hombre descubre que un ratón era quien estaba organizando sus cosas por la noche

Perrito rescatado insiste en dejar su tazón de comida medio lleno