Becerro fugitivo pasa semanas escondido en el bosque helado para escapar del carnicero

El pobre Finn hizo todo lo posible por salvarse. Él huyó de un hombre que lo compró en una subasta y lo llevaba al carnicero

Un becerro osado llamado Finn de 4 meses de edad ahora está sano y salvo, después de pasar tres semanas escondiéndose en el bosque congelado para salvar su vida.

A finales de diciembre, los residentes de New Britain, Connecticut, comenzaron a ver a la vaca rebelde aparecer en sus patios, pero a pesar de sus mejores esfuerzos, nadie pudo acercarse lo suficiente para capturarlo.

Entonces Farm Sanctuary se involucró, y una vez que establecieron una estación de alimentación con heno y una cámara de seguimiento para detectar a Finn, el equipo finalmente pudo acorralarlo.

El grupo de rescate dijo en un comunicado de prensa:

“No pasó mucho tiempo antes de que Finn apareciera en la cámara, devorando la comida. Finn incluso estaba esperando en la estación de alimentación para su próxima entrega de comida”.

Becerro se esconde en el bosque para salvarse del carnicero

Finn huyendo
Farm Sanctuary

Resulta que Finn había sido comprado por un hombre de la localidad en una subasta de ganado. Este hombre planeaba llevarlo a una carnicería, pero cuando estaba trasladando a Finn en su camioneta, este salió corriendo.

Becerro Finn
Farm Sanctuary

Después de la audaz hazaña de Finn, podrá vivir su vida en paz con otros de su clase en el campus de Farm Sanctuary, en Watkins Glen, Nueva York.

Las otras vacas en el santuario ya le han dado una cálida bienvenida a Finn, y después de haber estado durante tanto tiempo solo y haber sobrevivido al duro invierno, el becerro ya se siente como en casa.

Susie Coston, directora nacional del refugio, dijo en un comunicado de prensa:

“Las vacas, al igual que los humanos y todos los demás animales, tienen un fuerte deseo de vivir y disfrutar su única vez en este planeta”.

Finn en el santuario
Farm Sanctuary

Como rebaños de animales, las vacas prosperan en grupos y, a menudo, crean vínculos muy especiales con las personas con las que viven, especialmente con sus madres.

Finn
Farm Sanctuary

Aunque Finn nunca volverá a ver a su madre biológica, está encontrando consuelo teniendo vacas hembras de mayor edad para vigilarlo, compartiendo comidas con él y, lo más importante, ayudando a mantenerlo abrigado.

Finn y las vacas
Farm Sanctuary

Después de todo ese tiempo en el bosque helado, Finn está bastante contento con su nuevo hogar, y todo el calor que está recibiendo.

Finn en el refugio
Farm Sanctuary

Susie dijo:

“Todavía es tímido con la gente y parece ser atraído por nuestras vacas hembras adultas. Los terneros están interesados ​​en él, pero parece querer quedarse cerca de Gracyn, que tiene más de veinte años, y Gidget, que tiene 14 años. Estaba aplastado entre ellas esta mañana cuando se levantaron. Estaba muy frío, por debajo de 6, por lo que era un lugar inteligente para estar”.

Para ayudar a Finn a crecer fuerte, puedes hacer una donación a Farm Sanctuary aquí.

Visita también:

El último perro que quedaba en el refugio finalmente sonríe cuando se va a casa

Bomberos miran afuera de la ventana de la estación y ven a alguien que los necesita