Este perro fue abandonado por su familia en California y tuvo que comer rocas para sobrevivir

Este viejo perro estuvo esperando por un año a su antigua familia que lo abandonó al mudarse, el pobre animal tuvo que comer rocas para sobrevivir

Cuando la antigua familia de Stewie decidió mudarse, lo dejaron atrás, y el pobre perro esperó en su antigua casa durante un año, con la esperanza de que algún día regresarían por él. El perro de 11 años de edad estaba hambriento y asustado por mucho tiempo, y solo tratando de sobrevivir por su cuenta, que tuvo que comer rocas, hasta que un día alguien decidió intentar conseguirle ayuda. 

Hope for Paws recibió una llamada sobre Stewie y condujo hasta su casa para rescatarlo. Cuando el equipo llegó, lo encontraron pasando el rato en el patio de la casa en California, escondido, así que trataron de ofrecerle algo de comida.

Pero tan pronto como los vio se escapó, el pobre perro estaba seguro de que estaban allí para hacerle daño. 

Perro abandonado por su familia tuvo que comer rocas para sobrevivir

El equipo decidió que lo mejor era esperar a que regresara. Estaba tan apegado a esa casa, tan convencido de que su familia regresaría por él, que ellos sabían que no se mantendría lejos por mucho tiempo.

Después de un rato, el perro asustado regresó a su antigua casa y los rescatistas que estaban esperándolo pudieron deslizar rápidamente una correa sobre él, asegurándose de que el perro fiel estuviera a salvo de una vez por todas. 

Stewie feliz
Facebook/ Grand-Paws Senior Sanctuary

El perro todavía estaba muy asustado cuando los rescatistas por fin pudieron atraparlo, y entonces lo metieron en una jaula para evitar que tratara de escapar. Algunos vecinos ayudaron en el rescate, y todos estaban muy contentos de que finalmente Stewie se dirigiera en busca del hogar amoroso que se merecía. 

Stewie rescatado
Facebook/ Grand-Paws Senior Sanctuary

Stewie espera encontrar una familia para siempre

Stewie fue llevado al veterinario y después de hacer una radiografía, descubrieron que el pobre perro había estado comiendo piedras durante su tiempo en las calles porque tenía mucha hambre. También tenía masas en todo su cuerpo que afortunadamente resultaron ser benignas, y todas pudieron ser removidas. 

Stewie ahora
Facebook/ Grand-Paws Senior Sanctuary

A medida que fue revisado y limpiado, el dulce perro le agradeció a sus rescatistas, aceptando amor y atención por primera vez en un año. Parecía darse cuenta de que finalmente estaba a salvo, y que nunca más tendrá que recurrir a comer rocas.

Stewie ahora se encuentra en una casa de acogida donde tiene muchos otros hermanos perros con quienes jugar, y personas que le pueden dar todo el amor que ha deseado durante tanto tiempo. 

Puede que esté un poco viejo, pero es el perro más amigable de todos, y sólo quiere encontrar un hogar para siempre donde pueda ser amado por el resto de sus días.

Si estás interesado en adoptar a Stewie, ponte en contacto con Grand-Paws Senior Sanctuary, para más información. 

Más información: Grand-Paws Senior Sanctuary | The Dodo

Visita también:

Fotos: Esta perrita eligió a su propio gato de un refugio y lo llevó a casa

Noticias: Según la ciencia, los humanos aman más a los perros que a otras personas. Este es el por qué

Razas de perros: Conoce al Galgo Italiano, cuidados, comportamiento y características