Esta familia rescató a un perro que no le queda mucho tiempo de vida y le demuestra lo que es sentirse amado

Asher, es un perro de 14 años que fue encontrado solo en un campo en el Condado de Orange, California, el animal no podía moverse, y su pelaje estaba sucio de heces y orina. Una familia le dio a Asher una oportunidad de pasar sus últimos días amado y cuidado.

Esta familia rescató a un perro moribundo

Una familia rescató a un perro moribundo para darle la oportunidad de sentirse amado al final de sus últimos días. Cuando los oficiales de control de animales encontraron solo a Asher, un perro de unos 14 años de edad, en un campo en el Condado de Orange, California, el animal no podía moverse, y su pelaje estaba sucio de heces y orina. 

Los agentes entregaron a Asher a un refugio local, donde fue mantenido cinco días como perro perdido, lo que dio tiempo a la familia de Asher para presentarse y reclamarlo. Pero, por desgracia, nadie lo hizo. El siguiente paso fue ser dado en adopción, pero el refugio cree que Asher tenía mucho dolor, y la adopción podría no ser la mejor opción. Asher no tenía mucho tiempo de vida, y todos lo sabían.

Kelly Smíšek, directora ejecutiva de Frosted Faces Foundation (FFF) dijo a The Dodo:

“Estaba en la lista de la eutanasia el mismo día en que estaba disponible porque pensaban que estaba sufriendo, y por lo mucho que estaba jadeando, y no se movía”.

Esta familia rescató a un perro que no le queda mucho tiempo de vida

Perro en el refugio
Foto: Facebook

Pero cuando Kelly se enteró de lo que le sucedería a Asher, sabía que debía ayudarlo. Incluso si a él no le quedaban muchos días, creía que se merecía la oportunidad de estar en una familia.

Una vez que Kelly se llevó a Asher a casa, ella y su marido Andy lo bañaron y lo cepillaron.

Kelly dijo:

“A veces pienso que limpiarlos es más para nosotros que para ellos. Pero también sé que debe sentirse bien estar limpios, y tener ayuda para levantarse”.

Asher rescatado del refugio
Familia rescató a un perro del refugio | Foto: Facebook

Asher, sin embargo, no estaba muy seguro de esta parte del trato.

Kelly dijo:

“Cuando lo trajimos por primera vez, estaba muy frustrado. Él no estaba familiarizado con ser cepillado o manipulado, y por eso él se estaba volviendo rápidamente para corregirnos con su boca, y no le gustó. No creo que haya sido tanto dolor sino la falta de familiaridad de la misma”.

Asher con bozal
Foto: Facebook

Preocupada por ser mordida, Kelly tuvo que ponerle temporalmente un bozal a Asher, mientras lo arreglaba. Pero fue la inmovilidad de Asher, que resultó ser una condición llamada spondylosis deformans, que afectó a Kelly y más a su esposo.

Kelly escribió en una publicación en Facebook:

“Admito que estábamos bañándolo, Andy susurró algo en bajo tono: ‘Sabes, a veces la eutanasia no está mal. Este chico se ve tan mal'”.

Perro cepillado
Foto: Facebook

“Andy no estaba equivocado y silenciosamente le dije: ‘Bueno, él está aquí, así que él tendrá dignidad, ahora sigue ayudándome por favor, mira'”.

A pesar de sus dudas, Asher finalmente comenzó a relajarse, y Kelly tomó esto como una confirmación de que había hecho lo correcto.

Kelly bañando a Asher
Foto: Facebook

Esta familia le da una oportunidad a un perro moribundo de ser feliz

“Estaba en la bañera y se puso cómodo, y pudimos quitarle el bozal, y él sólo comenzó a lamerme”.

Perro bañado
Foto: Facebook

Después de un baño caliente, Kelly envolvió a Asher con una toalla, le dio una buena comida y dejó que se relajara en su cama para perro.

Asher también tuvo la oportunidad de explorar al aire libre.

Asher feliz
Foto: Facebook

Kelly dijo:

“Camina muy despacio, pero camina. Esta mañana, estaba deambulando por el patio, y luego llegó a entrar. Él sabe dónde están las camas para perros, encuentra su cama y se acuesta en ella”.

Aunque Asher puede comer por su cuenta, con frecuencia Kelly lo alimenta.

Asher comiendo
Foto: Facebook

Ella dice:

“En su mayoría puede comer solo, pero no puede manipular su cuenco o girar la cabeza como un perro normal para conseguir la comida de su plato, así que tenemos que raspar el resto de la comida y darle de comer con la mano, y le encanta eso”.

Perro rescatado por familia
Foto: Facebook

“Ahora está muy cómodo con nosotros, y podemos acercarnos a él y ayudarlo a levantarse porque siempre necesita ayuda para hacer eso”.

Asher también ama mostrar afecto, no sólo para Kelly y su marido, también a los otros perros en su casa.

Perros en casa de Kelly
Foto: Facebook

Kelly dijo:

“Su respiración profunda se alivia con cada día, y le encanta ser parte de la manada. Él ofrece besos a cualquier persona o cachorro que se acerque a su rostro. Su cuello está terriblemente rígido, por lo que no puede tomar la iniciativa de dirigir los besos en ti, pero si estás en la línea de fuego, puedes conseguir que te golpee con su larga lengua de lagarto”.

Asher es un perro muy amado

Asher
Foto: Facebook

Kelly está a la espera de obtener los resultados de sangre de Asher del veterinario para averiguar qué tipo de medicación puede aliviar sus síntomas. Pero incluso con la medicación, ella sabe que puede que no viva por mucho más tiempo.

Aun así, Kelly sabe que vale la pena.

Asher descansando
Foto: Facebook

Kelly añadió:

“Algunas personas, podrían mirarlo y pensar: ‘No sé cómo es feliz este perro’, porque se ve muy tieso, y él está sólo allí de pie y jadeante. Pero está limpio y está comiendo y mirando alrededor y disfrutando de las cosas. Creo que hemos aprendido que siempre es importante sacar a estos chicos del refugio, aunque sea sólo por una noche más”.

No se sabe cuánto tiempo más podrá vivir Asher, pero lo que si sabemos es que en esos últimos días él será feliz y recibirá mucho amor y dedicación por parte de esta hermosa familia.

Más información: Frosted Faces Foundation

Visita también: 

Fotos: Esta perra fue abandonada en un refugio dos veces por su antigua familia, pero una mujer le cambió la vida

Fotos: Sesión de fotos de maternidad de esta perra embarazada es tan mágica que la gente no puede dejar de amarla

Razas de gatos: Gato bengalí, cuidados, características y curiosidades