Pitbull solitario elige en un refugio a su nuevo mejor amigo

Pitbull que quedó solitario y triste después de la muerte de su mejor amiga, escoge n un refugio a su nuevo mejor amigo

Pitbull solitario elige a su nuevo mejor amigo en un refugio

Liza nació en un refugio después de que su madre fue abandonada en las calles mientras estaba en embarazo. Al principio, tanto la madre como sus cachorros estaban muy enfermos, y fue una larga lucha hasta que todos por fin estuvieron sanos para ser adoptados. Cuando Liza tenía 3 meses de edad, fue adoptada por Debi Kolak y su otra perrita Mona.

Liza y Mona se convirtieron rápidamente en las mejores amigas, y durante dos años, ellas hacían todo juntas, hasta que Mona falleció repentinamente el año pasado, dejando a la pobre Liza desconsolada.

Debi vio que su pobre perrita estaba muy sola y triste sin Mona, así que cuando se mudó con su novio y sus dos Jack Russell terriers en diciembre, esperaba que la compañía de otros perros la ayudaran a animar a Liza.

Pitbull solitario elige en un refugio a su nuevo mejor amigo

 

Liza
Debi Kolak

Lastimosamente, a los perros no les agradaba Liza, y ella era demasiado enérgica y juguetona para ellos, así que se quedó sin nadie con quien jugar.

Debi habló con su novio sobre la posibilidad de adoptar un compañero de juegos para Liza, pero este se mostró escéptico de que pudieran manejar a un cuarto perro.

Pero, a pesar de las dudas de su novio, ella comenzó a investigar diferentes refugios para animales en el área hasta que encontró uno que tenía algunos perros en adopción que parecían ser buenos para Liza. Se llevó a Liza con ella al refugio y conversó con los voluntarios del tipo de perro que estaban buscando. Le mostraron algunos perros diferentes, y uno de ellos era Murphy.

Murphy había estado allí durante cinco meses después de ser encontrado en la calle, y durante su estancia en el refugio había sido adoptado por tres familias diferentes y siempre era devuelto.

Se veía triste, y no pareció ser el tipo de perro que ella y Liza estaban buscando. Liza necesitaba un compañero de juegos activo y alegre, y cuando Debi lo conoció en su jaula, Murphy parecía ser todo menos eso.

No ladraba, ni corría, pero a Debi le atrajo su cara triste.

Murphy y Liza jugando
Debi Kolak

A pesar de sus dudas, la mujer hizo que los voluntarios llevaran a Murphy y algunos otros perros al patio para que Liza pudiera reunirse con ellos. Luego la dejaron sola para que ella eligiera a qué perro se llevarían a casa, y casi de inmediato, eligió a Murphy.

El par de perros conectaron instantáneamente. Morphy y Liza comenzaron a jugar, corrieron y se divirtieron durante casi una hora, sin mostrar una sola vez agresión.

Algo sobre Liza transformó completamente a Murphy, y era como si él la hubiera estado esperando todo el tiempo.

Liza y Murphy en el auto
Debi Kolak

A pesar de que Liza ya había elegido a Murphy y que era claro que este pertenecía a su familia, Debi todavía tenía que convencer a su novio, Joel, que se resistía cuando ella le habló sobre Murphy, hasta que le envió un video de Liza y Murphy jugando juntos, y se dio cuenta de que estaban destinados a estar juntos.

Debi le dijo a los voluntarios en el refugio que tendría que discutirlo con su novio y que les avisaría luego. Pero Morphy y Liza se quejaron mutuamente mientras se lo llevaban. Así que ella llamó a su novio cuando se fue del refugio y le contó lo ocurrido, y este le dijo que no lo dejara, que regresara por él, y ella así lo hizo.

Debi decidió llevarse a casa a Morphy en un periodo de prueba de tres días, para ver si el perro se adaptaba. Mientras los tres volvían en el auto, nadie podía imaginar que no funcionaría. Estaba muy claro que Murphy había encontrado a su familia para siempre.

Liza Murphy y Debi
Debi Kolak

El perro subió al auto y le lamió la cara a Debi mientras meneaba la cola. Liza se acurrucó contra él como si le estuviera asegurando que iba a estar bien y que sería amado, incluso tenía una sonrisa en su cara durante todo el viaje a casa.

Aunque Murphy no ha estado con su nueva familia por mucho tiempo, ya no pueden imaginar la vida sin él. Su persona favorita es Joel, y lo sigue a donde quiera que va. Por la noche, duerme bajo las sábanas con Liza y la hija de Debi, y a toda la familia le encanta verlo tan contento.

Murphy y Liza
Debi Kolak

Debi dijo a The Dodo:

“En solo unos pocos días de tenerlo en casa, no puedo entender cómo nadie le daba una oportunidad a este perro, es increíble”.

Cuando Debi llamó al refugio para decirles que quería finalizar su adopción, todos lloraron y aplaudieron.

Liza en casa con Murphy
Debi Kolak

Murphy todavía parece un poco confundido a veces, como si le preocupara que pudiera terminar siendo devuelto al refugio de nuevo. Pero Debi espera que a medida que pase el tiempo, el miedo y la confusión se desvanezcan. Después de todo, ahora que Liza ha encontrado a su mejor amigo y alma gemela, no hay forma de que ella lo deje ir.

Visita también:

Hombre es aplastado mientras golpeaba a un elefante para obligarlo a acostarse

Perrito de un refugio encuentra una familia gracias a su hermosa sonrisa