Perrito amistoso sabe exactamente cómo entretener a los pasajeros en un largo vuelo

Este perrito amistoso estaba en su primer vuelo junto a su mamá, cuando decidió entretener a todos los pasajeros con su adorable personalidad

Perrito amistoso entretiene a los pasajeros de un vuelo

Este era el primer vuelo de un perro llamado Huxley. Viajaba de Londres a Ibiza junto a su madre y mientras se preparaban para despegar, el pequeño estaba muy aburrido.

Ursula Daphne Aitchison, la madre de Huxley, dijo a The Dodo:

“Estaba sentado en el asiento a mi lado, pero estaba de mal humor, lo que suele hacer cuando no le presto suficiente atención”.

Perrito amistoso entretiene a los pasajeros

Huxley
Instagram/ @hugoandursula

Fue entonces cuando Huxley decidió buscar atención en otro lado, y abandonó a Ursula para sentarse junto al hombre frente a ellos, quien estaba más que feliz de darle la bienvenida a su nuevo compañero de asiento.

Perrito amistoso
Ursula Daphne Aitchison

Huxley estaba muy feliz al lado de su nuevo amigo e ignoraba a Ursula, hasta que escuchó que ella abría un paquete de papas fritas.

Huxley en el asiento de enfrente
Ursula Daphne Aitchison

El perro asomó la cabeza entre los asientos para intentar alcanzar con su lengua y probar de lo que su mamá estaba comiendo, pero esto no funcionó, y sus compañeros de viaje no pudieron dejar de reírse de las caras que hizo.

Huxley haciendo caras
Ursula Daphne Aitchison

Mostraba sus dientes y les demostró a todos en el avión que definitivamente es el perrito más lindo del mundo.

Ursula publicó las fotos de las travesuras del primer viaje de Huxley en Facebook, donde rápidamente se hizo aún más famoso.

Golden retriever
Ursula Daphne Aitchison

Aunque Huxley no pudo alcanzar el refrigerio de su madre, él continuó entreteniéndola a ella y al resto de los pasajeros con sus caras tontas haciéndose amigo de todos en el vuelo.

Huxley intenta alcanzar un bocadillo
Ursula Daphne Aitchison

Ursula dijo:

“Pasó 30 minutos en ese asiento; el hombre a su lado dijo que era un muy buen pasajero y el hombre del otro lado del pasillo se estaba tomando selfies con él. Huxley seguía dándole la pata para saludar. Estaba haciendo reír a mucha gente y el hombre a mi lado pidió que le tomara una foto para enviársela a su hija”.

Huxley pasó la mayor parte del vuelo entreteniendo a sus compañeros de viaje, y siendo un perrito tan lindo para mirar y jugar, no hay duda de que el vuelo resultó muy divertido para todos.

Lee también:

Estos perros aman tanto a su mamá que no la dejan ir sola al baño

Perrito curioso se hizo amigo de una mariposa y sus fotos son adorables