Pato rescatado no puede dejar de abrazar a la mujer que le salvó la vida

Delilah es un pato rescatado que está tan agradecido con la persona que le salvó la vida y no para de abrazarla

Pato no para de abrazar a la mujer que la salvó

Delilah fue rescatada de un hogar donde habían demasiados patos machos, por lo que a la pobre Delilah la estaban molestando demasiado a menudo. Katherine Tanchuk se enteró de ella a través de un amigo y, como era una amante de los animales y sabía que Delilah no duraría mucho más en esa situación, sabía que tenía que ayudarla.

Cuando Katherine recogió al dulce pato, notó que estaba perdiendo la mayor parte de las alas y las plumas de la cola y apenas podía caminar o ponerse en pie, pero estaba tan lista para una segunda oportunidad.

Cuando Delilah llegó por primera vez a la casa de Katherine, estaba muy temerosa y aterrorizada. Ya había pasado por tantas cosas, y no tenía idea de qué esperar de su nuevo hogar.

Delilah feliz
Katherine Tanchuk

Delilah también sufría mucho dolor, que Katherine rápidamente comenzó a tratar a diario, con la esperanza de ayudarla a sentirse mejor muy pronto.

Katherine dijo a The Dodo:

“Delilah tiene una pata torcida, que es una infección por estafilococos en las patas. En realidad ocurre comúnmente entre las aves de corral, pero la infección de Delilah fue ignorada y no tratada por mucho tiempo, por lo que una pata comenzó a doblarse. Se está mejorando cada vez más al pararse y moverse todos los días, pero todavía tiene que usar sus alas [para equilibrarse] principalmente”.

Pato rescatado
Katherine Tanchuk

Para ayudar a curar su cuerpo dolorido y cansado, Katherine empezó a dar baños de sulfato de magnesio a Delilah todos los días, dejándola en remojo y chapotear en el agua durante aproximadamente una hora. Después de bañarse, la seca con una toalla grande y suave.

Pato rescatado no para de abrazar a la mujer que la salvó

Y fue entonces cuando Delilah se dio cuenta de lo reconfortante que es abrazar a la mujer que le salvó la vida.

Delilah abraza a Katherine
Katherine Tanchuk

Katherine dijo:

“A Delilah le gusta acurrucarse después de la hora del baño mientras la seco, y luego me dice cuándo ya ha comido suficiente. Creo que hace que se sienta segura estar al lado de mi corazón, pero todavía está aprendiendo a confiar”.

Pato afuera
Katherine Tanchuk

A pesar de que todavía tiene un poco de incertidumbre sobre todo, Delilah está aprendiendo a confiar cada vez más en su salvadora, y sus breves sesiones de abrazos ayudan a demostrarle que finalmente está en un lugar seguro.

Katherine y Delilah
Katherine Tanchuk

Katherine añadió:

“Se está volviendo más animada todos los días. Todas las mañanas, después de desayunar, la llevo afuera a un corral seguro para que pueda tomar sol y moverse si lo necesita. A ella le encanta y, por lo general, se queda allí por unas horas”.

Delilah
Katherine Tanchuk

Delilah todavía está sanando, y tiene un largo camino por recorrer en su proceso de recuperación, pero afortunadamente tiene la mejor persona para ayudarla a llegar allí.

Visita también:

Video: Perro rescatado falla espectacularmente el curso de agilidad, pero gana el corazón de todos

Fotos: Este perro abraza a su papá que regresó al refugio para salvarlo

Infórmate: ¿Cuándo debo bañar a mi perro?