Bóxer encuentra la escapatoria más linda para la regla ‘no está permitido perros en el sofá’

A Lexi se le prohibió subirse en el sofá, pero ella buscó la manera más dulce de romper esa regla

Boxer evita que la bajen del sofá

Cuando Lexi, una perrita bóxer era apenas una cachorrita, ella hizo lo impensable. Después de salir a dar una vuelta afuera un día y quedar completamente empapada en barro, ella corrió adentro y se lanzó hacia el objetivo más acogedor de la casa: el sofá de la sala.

El barro estaba por todos lados, y desafortunadamente para el sofá, las patas embarradas sobre los cojines pronto se convirtieron en un hábito regular. Por eso la familia le prohibió a Lexi subirse al sofá.

Donna Wolford, la madre de Lexi, dijo a The Dodo:

“Tan pronto como entra corriendo a la casa, va directamente a los sofás”.

Donna comenzó a entrenar a Lexi para que se mantuviera alejada del sofá y se sentara sólo en su cama, y ​​Lexi aprendió rápidamente que el sofá estaba fuera de los límites. Pero no pasó mucho tiempo antes de que a la inteligente perrita se le “olvidara” la regla de su madre.

Lexi pequeña
Donna Wolford
Lexi y su hermano
Donna Wolford

Bóxer encuentra la escapatoria más linda evitar que la bajen del sofá

En la lógica perruna, no estás acostado en el sofá si tus patas traseras aún están en el suelo.

Lexi acostada en el sofá
Donna Wolford

Donna escribió en Facebook:

“Esto es lo que pasa cuando tu bóxer sabe que no se supone que debe subirse en el sofá, pero el impulso de dormir es demasiado fuerte… no estoy segura de cómo se quedó dormida en esta posición”.

Pero Lexi, ahora de año y medio de edad se ha vuelto tan cómoda con su manera de usar el sofá que incluso se ha quedado dormida así. Mientras su hermana mayor, Lucy, no está tan interesada en acostarse allí.

Lexi con su hermana
Donna Wolford

Donna dijo:

“Hemos hecho un muy buen trabajo prohibiéndole subirse al sofá, pero todavía tiende a doblegar las reglas. Si hay alguien en el sofá, se sentará así para estar con ellos”.

Lexi en el sofá con su humana
Donna Wolford

También le encanta subirse a la cama con su hermano humano para abrazarlo.

Lexi y su hermano humano
Donna Wolford

Mientras que Lexi claramente disfruta mostrando su lado rebelde, Donna y el resto de la familia solo la dejan que se divierta con eso. Después de todo, es bastante difícil resistirse a esos dulces ojos.

Lexi y su hermana
Donna Wolford

Donna añadió:

“Ella sabe completamente que no debe estar en el sofá. Ella puede ser bastante ingeniosa cuando se trata de eludir la autoridad. Usa su ternura para su ventaja”.

Visita también:

Noticias: Perros del Ejército de Estados Unidos fueron tratados de manera horrible después del final del servicio

Fotos: Este gato fue rescatado después de pasar 2 años atrapado en un portador de mascotas

Infórmate: Aquí te explicamos cómo ven los gatos