Este cazador ha acabado con más de 5000 elefantes e hipopótamos y dice que no se arrepiente

Rom Thomson, un cazador de Zimbabue, ha acabado con más de 5000 elefantes africanos y dice no arrepentirse de nada

Cazador ha acabado con mas de 5000 elefantes

Ron Thomson, un cazador de Zimbabue, Sudáfrica, ha matado a más de 5,000 elefantes africanos y 50 hipopótamos, pero dice que está «totalmente impenitente» sobre las muertes que ha causado y que solo hacía su trabajo.

El cazador fue nombrado en un nuevo informe de la organización Campaign to Ban Trophy Hunting, donde también se reveló que la cantidad de marfil extraída de animales ha aumentado 12 veces en los últimos 30 años.

Eduardo Gonçalves, fundador de Campaign to Ban Trophy Hunting, describe las muertes de elefantes como «inaceptables».

Él dijo:

«La industria de la caza de trofeos está matando elefantes a diestra y siniestra. Matar elefantes por ‘diversión’ es inaceptable, más aún debido a la seria amenaza para su supervivencia. La caza de trofeos es una resaca cruel y aborrecible desde la época colonial.

Cazador ha matado a 5000 elefantes e hipopótamos y no se arrepiente

Elefantes africanos
Foto: Pixabay

Gonçalves dijo:

«El reciente aumento en la caza de elefantes muestra que la industria está fuera de control. Amenaza con llevar a las especies en peligro de extinción al punto del no retorno» .

Thomson, que pasó la mayor parte de su vida como guardabosques en parques nacionales ubicados alrededor de África, ahora tiene 80 años. En su sitio web, dice que mató a 800 búfalos, 60 leones y 40 leopardos.

Ron Thomson
Ron Thomson

«[A Thomson] se le atribuye haber cazado más de 5000 elefantes; 800 búfalos, 50/60 leones, 30/40 leopardos, aproximadamente 50 hipopótamos, y muchos más. Todos estos animales fueron sacrificados utilizando métodos de caza convencional. También fueron cazados durante los últimos 25 años de la era colonial, cuando África era verdaderamente salvaje y los animales podían escapar al horizonte y más allá».

En declaraciones a The Independent, Thomson dijo que no se arrepiente y negó sentirse motivado por la sed de sangre; en cambio, argumentó que, sin sus esfuerzos de caza, estas poblaciones estarían fuera de control.

Elefante africano
Foto: Pixabay

También insistió en que mató para ayudar a las poblaciones a sobrevivir. Incluso argumentó que, contrariamente a la creencia popular, el elefante africano no está en peligro de extinguirse. Si las especies clave no se redujeran, su creciente número destruiría sus propios hábitats, dijo Thomson.

El hombre también acusó a los conservacionistas occidentales de difundir «mentiras fraudulentas» para extraer dinero del público sin entender nada sobre el manejo de la vida silvestre.

Pareja de leones
Foto: Pixabay

Thomson dijo:

«El elefante africano no se ha extinguido. La gente que dice esto es una ONG de derecha animal que pide dinero y dice mentiras para obtenerlo. Cuando se tiene una población sana, debe asegurarse de que no aumenten más allá de la capacidad de su habitat».

Mientras que las poblaciones de elefantes africanos eran de decenas de millones en 1930, la World Wildlife Federation (WWF) dice que la población se ha desplomado gracias a «décadas de caza furtiva y conflictos».

Manada de búfalos
Foto: Pixabay

La WWF explica:

«Mientras que la caza furtiva de elefantes tiende a disminuir, con importantes disminuciones en África del Este, la caza furtiva continúa conduciendo a la especie peligrosamente más cerca de la extinción».

Visita también:

Gata sin hogar vuelve para buscar a sus gatitos que fueron llevados al refugio

Hombre solía burlarse de los perritos pequeños hasta que conoció a uno