Código de ética de Notas de Mascotas

La misión de Notas de Mascotas es servir a todos los públicos a través de la provisión de productos y servicios imparciales, de alta calidad y distintivos que informan, educan y entretienen. El presente código de ética establece nuestra independencia del gobierno lo que garantiza nuestra libertad editorial y artística.

Los propósitos públicos de Notas de Mascotas son:

  • Proporcionar noticias e información imparcial para ayudar a las personas a comprender y relacionarse con el mundo que les rodea.
  • Apoyar el aprendizaje de personas de todas las edades.
  • Mostrar los productos y servicios más creativos, de mayor calidad y distintivos.
  • Reflejar, representar y servir a las diversas comunidades de todas las naciones con nuestro trabajo.
  • Con nuestro contenido generar interés por el bienestar animal.

Es un deber de las directivas de Notas de Mascotas establecer los estándares para la producción y servicios editoriales y creativos de Notas de Mascotas.

Notas de Mascotas debe publicar, revisar periódicamente y garantizar el cumplimiento de las pautas diseñadas para asegurar estándares editoriales apropiados para nuestros servicios públicos y salvaguardar la integridad editorial y la alta calidad. Hacer que nuestro contenido cumpla con esos estándares es una obligación para todos nosotros, liderados por el editor en jefe de Notas de Mascotas.

Nuestros valores editoriales

Nuestro público confía en nosotros y esperan que cumplamos con los más altos estándares editoriales. 

Tenemos el derecho a la libertad de expresión, mencionado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) y protegido por la constitución política de Colombia en su artículo 20, reconocido como un derecho fundamental. Esta libertad es el corazón de la independencia de Notas de Mascotas. Nuestro público tiene derecho a recibir material creativo, información e ideas sin interferencia. Pero nuestro público también espera que equilibremos nuestro derecho a la libertad de expresión con nuestras responsabilidades para con nuestro público y para nuestros contribuyentes, sujeto a restricciones legales. 

Mostramos historias de importancia para nuestro público, con responsabilidad social. En nuestras publicaciones buscamos establecer la verdad y utilizar los más altos estándares de informes para proporcionar una cobertura justa y precisa. Somos imparciales y buscamos reflejar los puntos de vista y las experiencias de nuestro público, de modo que nuestra producción en su conjunto incluya una amplitud y diversidad de opiniones y no haya una rama de pensamiento significativa que esté insuficientemente representada u omitida. Somos independientes de intereses y arreglos externos que podrían comprometer nuestra integridad editorial. Nuestros estándares editoriales no requieren neutralidad absoluta en cada tema o desapego de los principios democráticos fundamentales. 

La libertad de expresión permite el intercambio de información e ideas sin interferencia estatal. Ayuda a informar el debate público, alentándonos a ser curiosos, comprometidos y críticos. Permite, por ejemplo, a dramaturgos, satíricos y comediantes comentar sobre el mundo que nos rodea. Sin embargo, la libertad de expresión no es un derecho absoluto: conlleva deberes y responsabilidades y también está sujeta a restricciones y límites legales.

Al ejercer la libertad de expresión, debemos ofrecer protección adecuada a los grupos vulnerables y evitar causar un delito injustificable. También debemos respetar la privacidad de las personas, solo colocando información privada en el dominio público donde el interés público supera la expectativa legítima de privacidad de un individuo.

Tenemos una responsabilidad particular hacia los niños y los jóvenes y debemos preservar su derecho a hablar y ser escuchados. Cuando contribuyen o aparecen en nuestra producción, debemos tener el debido cuidado para garantizar que su dignidad y su bienestar físico y emocional estén protegidos.

Como miembros de nuestro público, tienen derecho a acceder a información e ideas; sin embargo, debemos asegurarnos de que el contenido que no sea adecuado para ellos esté programado adecuadamente.

El interés público

En Notas de Mascotas procuramos por actuar en interés público. Es de interés público cumplir con nuestra misión de producir resultados para informar, educar y entretener. No existe una definición única de interés público, pero incluye la libertad de expresión; proporcionar información que ayude a las personas a comprender mejor o tomar decisiones sobre asuntos de importancia pública; evitar que las declaraciones o acciones de individuos u organizaciones engañen a las personas. El interés público también sirve para exponer o detectar delitos o comportamientos antisociales significativos y para exponer la corrupción, la injusticia, la incompetencia o negligencia significativas. 

Responsabilidad

El periodismo debe ser preciso, justo y claro para que los lectores confíen en él. Para generar confianza, los redactores de Notas de Mascotas deben:

  • Verificar hechos; corregir errores de forma transparente y rápida; y aprender de los errores para que no se repitan. Si encuentra un error, envíe un correo electrónico a info@notasdemascotas.com.
  • Nunca plagiar y nunca distorsionar deliberadamente los hechos o el contexto, incluida la información visual. (El plagio y la distorsión deliberada son motivos de disciplina, incluida la terminación).
  • Identificar las fuentes de los informes, ya sea que la información provenga de personas, documentos o informes exclusivos que aparecieron en otros lugares.
  • Busque una verificación independiente de múltiples fuentes para confirmar (o contradecir) las reclamaciones, especialmente las realizadas por funcionarios públicos o cualquier persona con una agenda más allá de simplemente informar la verdad.
  • Trabajar lo mejor que pueda para evaluar la evidencia y las afirmaciones sin prejuicios, siempre examinando las formas en que las experiencias y valores personales pueden dar forma a nuestros informes.
  • Proporcionar el contexto que los lectores necesitan para dar sentido a los hechos.
  • Reconocer las áreas de incertidumbre, que siempre existirán a pesar de nuestros mejores esfuerzos para resolverlas.